El Rayo Majadahonda ha vencido por 0-1 al Unión Adarve en la jornada 27 de la DH5. Los dos equipos disputaron un choque de estilos diametralmente opuestos que se saldó con victoria visitante. Con un gol en el 84, Guille provocó el delirio majariego en Ganapanes. Por su parte, el Adarve vuelve a caer en su feudo y comienza a mirar hacia abajo, aunque aún tiene un importante margen de puntos.

Los combinados juveniles de Unión Adarve y Rayo Majadahonda saltaron a la Vereda de Ganapanes luchando por cosas muy diferentes. Los lobos, salvados virtualmente, buscaban certificar la permanencia en la División de Honor. Por su parte, el conjunto de la franja está llevando a cabo una temporada extraordinaria, peleando con el Leganés por la tercera plaza.

El partido comenzó como se preveía, con un vibrante choque de estilos. El Adarve continuaba confiando en el juego directo y el balón parado, mientras que el Rayo Majadahonda abogaba por un fútbol de muchos toques. Ciria, titular en el día de hoy, ha sido el termómetro del conjunto majariego. El centrocampista se ha situado entre centrales para la salida de balón y ha hecho un trabajo importante para su equipo.

El Adarve se intentaba acercar a la meta de Hugo, pero la defensa del Rayo Majadahonda estuvo muy segura. También lo estuvo la del equipo del Barrio del Pilar, ya que el ataque de los de Jesús Arribas apenas inquietó la portería contraria en la primera mitad.

Más ritmo e ida y vuelta

La segunda mitad iba a ser diametralmente opuesta que su antecesora, ya que vimos a dos equipos avocados al gol. El Unión Adarve comenzó avisando con tres ocasiones claras sobre la portería de Hugo Mantecón. Ruso, Gonzalo y Carlos Hidalgo probaron al portero del Rayo Majadahonda, que fue un cerrojo.

El conjunto majariego dio un paso al frente y se estableció en tres cuartos de campo. Un disparo potente se fue a la cruceta de la portería de Sarrado, avisando así de lo que se vendría. Rodri, que fue uno de los que más peligro creaba en la banda izquierda, fue sustituido por Sergio del Real para aglutinar a más gente por dentro.

Esta jugada le salió bien al Rayo Majadahonda, ya que a falta de cinco minutos tuvo su premio. Una jugada en el costado izquierdo provocó una internada de Guille, que con unos toques magistrales dentro del área batía a Sarrado y ponía el 0-1 en el marcador. El delantero desataba el delirio majariego en Ganapanes.

Victoria final del Rayo Majadahonda, que se coloca a dos puntos del Leganés en su lucha por el tercer puesto. El Adarve, por su parte continúa con 26 puntos que, a pesar de tener un buen colchón de puntos, tiene que cerrar lo antes posible su permanencia si no quiere tener ningún susto. El próximo compromiso de los lobos será ante el Villanovense en casa, mientras que los de la franja jugarán contra el Alcorcón.