Adrián Arnuncio, “Arnu”, es una de las joyas que el Real Valladolid tiene en su cantera. El delantero palentino, con tan solo 16 años, no deja de quemar etapas y es uno de los jóvenes españoles a tener en cuenta.

El juvenil de primer año no deja de saltar escalones en las categorías inferiores del club pucelano. Ya el año pasado, en el que era cadete, jugó un total de 27 partidos con el equipo de Liga Nacional, en los que realizó grandes actuaciones y anotó un total de 11 goles. Después de esta gran temporada en Liga Nacional parecía que estaba destinado a ser una de las referencias del División de Honor del Real Valladolid, pero nada más lejos de la realidad, este año no ha llegado a debutar con el equipo de Manu Olivas, ya que ha llamado la atención de Julio Batista, entrenador del Real Valladolid Promesas.

De esta forma, Arnu ya está en la dinámica del filial vallisoletano desde el inicio de esta temporada. Desde el primer momento, el delantero, ya dejó muestras de su calidad cuando salió desde el banquillo y en 23 minutos de juego marcó el gol de la victoria para el Valladolid, gol con el que se convirtió en el jugador más joven de la historia del equipo, con 16 años y 197 días, en marcar en una categoría superior a Tercera RFEF.

Su alto rendimiento tampoco ha pasado desapercibido para los seleccionadores españoles. Hernán Pérez ya le convocó el pasado mes de septiembre con la selección sub-17 para disputar el Torneo de Pinatar y en su debut tardó solamente 14 minutos en ver puerta en la victoria española por 2-1 ante Marruecos. Por lo que José Lana, seleccionador sub-18 ya le ha convocado para jugar el Torneo Internacional 4 Naciones, que se disputará este mismo mes de octubre.

Con tan solo 16 años, a través de goles y buen juego, Arnu, ya ha conseguido jugar en Segunda RFEF y ser convocado con la selección sub-18 lo que le convierte en uno de los nombres a seguir dentro del fútbol cantera español. Apunten su nombre porque el delantero palentino no va a pasar desapercibido.