Como ya va siendo habitual, Pallafria, lugar en el que disputa sus partidos como local el Burgos Club de Fútbol, se está convirtiendo en un fortín. Los blanquinegros volvieron a sumar 3 puntos en casa frente a un Leganés muy competitivo que, por culpa de no materializar sus ocasiones, dejaba escapar una gran oportunidad de puntuar en campo rival.

Los madrileños llegaban al partido con buenas sensaciones tras encarrilar 2 victorias seguidas. Gracias, en parte, al segundo mayor goleador de la liga, José Luis Cortés. Éste fue el encargado de anotar los 2 goles que sirvieron a su equipo para sumar los 6 últimos puntos disputados.

En frente se encontraba el conjunto burgalés en baja forma anímica debido a la oportunidad que dejó escapar la semana pasada en Badajoz. Los de Pechu no fueron capaces de rascar ni un punto fuera de casa. Situación que está afectando a la regularidad del equipo ya que solo consigue puntuar como local.

BURGOS 2-0 LEGANÉS

ALINEACIONES:

BURGOS: Nacho, Pérez, Sergio, Frías, Pala, Mario, Iago, Dani, Carlos, Cris, Cuéllar.

LEGANÉS: Alfonso, Mario, Olmeda, Tahif, Lalo, Expo, Soucess, Rentero, Jose Luis, Navarro, Naim.

El encuentro comenzaba de cara para el conjunto madrileño. La verticalidad plasmada por el equipo visitante logró incomodar al Burgos durante los primeros 20 minutos de partido. El ensanchamiento del campo y los balones largos a la espalda de la defensa burgalesa consiguieron crear varias situaciones de peligro que los blanquinegros salvaron a duras penas.

Nacho, el guardameta local, fue clave en estos minutos. Tres buenas atajadas protagonizó en este primer tercio del partido, que fueron claves para mantener su portería a 0. Sin duda la más clara la realizó sobre Naim. El extremo izquierdo del conjunto pepinero recibió un pase entre líneas que terminó en una ocasión de uno contra uno. Pero, lamentablemente para él, el balón acabó en manos de Nacho.

Una vez sobrepasado el ecuador de la primera parte, el Burgos logró entrar en el partido. Consiguieron buena parte de la posesión, incluso dominando en zona de tres cuartos logrando varias ocasiones consecutivas de peligro.

Fue en el minuto 38 cuando Iago realizo una magnífica conducción por banda derecha hasta línea de fondo. Puso un centro a segundo palo y encontró a Cristian, quien encaró a portería y logró batir al portero con un perfecto disparo sobre su perfil diestro.

De esta manera terminaría una primera parte en la que al Leganés le pasaron factura las ocasiones perdonadas y que el Burgos, sin embargo, supo materializar.

Segunda parte muy trabajada por el Burgos

El conjunto local comenzaba esta segunda mitad con una gran contundencia en el centro del campo debido en gran parte al cambio de posición entre Cuellar y Cris, que hacía que este último cayese a banda y Cuellar repartiese el juego asociándose con el centro del campo.

El Leganés buscaba generar sus ocasiones realizando aperturas a banda, sin embargo, no conseguía superar la zaga burgalesa. Los madrileños incrementaron la presión en campo rival obligando al Burgos a despejar los balones. Dos ocasiones claras tuvieron para empatar el partido en el área rival que no consiguieron subir al marcador, ambas salieron despejadas por encima del larguero.

El Leganés continuaba volcado en campo rival luchando por sacar un punto. Pechu, consciente de esta situación introdujo en el campo dos jugadores clave en este tramo final del partido. Koke y Sedano, quienes consiguieron generar mayor profundidad en los contraataques ofensivos.

Diez minutos quedaban de partido cuando el Burgos consiguió tomar de nuevo la posesión del balón y realizar una gran jugada para subir el segundo al marcador. Sedano fue el encargado de hacerlo, realizando un gran disparo desde fuera del área que terminó al fondo de la red, imposible para el portero rival.

Esta acción terminó por hundir al conjunto visitante que bajó los brazos en los últimos 5 minutos, debido también al gran esfuerzo físico realizado. Situación que aprovechó el Burgos para intentar marcar el tercero, generando espacios a la espalda de la defensa pepinera. Koke, tuvo la última ocasión del partido realizando una gran jugada individual en banda izquierda, yéndose de 2 rivales, recortando en el área y disparando a portería. Tristemente para él, el balón impactó en el travesaño.

Así terminaba el encuentro en un partido que cualquier equipo se lo pudo llevar. Sin embargo, el Burgos fue el único en conseguir materializar las ocasiones y conseguir así los 3 puntos, de nuevo, en casa.

Declaraciones de Pechu, entrenador del Burgos

Declaraciones de David Bohega, entrenador del Leganés