El Viejo Vivero acogía la jornada 19 entre Badajoz y Burgos. Duelo de bajos vuelos y una de las últimas vidas para el conjunto extremeño para seguir vivo en la pelea por la permanencia. El Burgos llegaba con las ganas de conseguir una victoria que le sacara del descenso.

CD Badajoz 1-0 Burgos CF

El primer tiempo no dio para mucho en cuanto a ocasiones se refiere. Mucho juego y mucha brega en el medio que impedía que ambos equipos llegasen a portería rival. En los minutos finales de la primera parte el equipo local se descolgó un poco más y empezó a amenazar la portería de Ignacio Joaquín. Así llegó el primer y único tanto del encuentro. A punto de finalizar el primer tiempo Sergio recibe un balón que no falla y adelantaba al Badajoz con el 1-0.

El segundo tiempo ofreció más juego ofensivo al espectador. Los pacenses salieron con la mira hacia la portería y a los pocos minutos de saltar al terreno de juego, Kore cruzaba un balón que se iba lamiendo el poste. El tiempo pasaba y el Burgos apretaba en busca de un empate que se hacía imposible para los burgaleses. Sin embargo, las ocasiones no acababan en gol y el encuentro se diluía hacia la victoria del conjunto local.

Una victoria importante para el Badajoz que permite sumar tres puntos muy importantes en la búsqueda de esas posiciones que permiten respirar. El Burgos descontento con el arbitraje no consiguió puntuar fuera de casa que se le resiste una vez más. Se vuelve a apretar la zona de abajo aún más con la victoria de Badajoz y Pinto que hacen este grupo más atractivo todavía.

 

Foto: Academia Badajoz