El Adarve consigue una nueva victoria en casa, esta vez ante un rival directo como es el Alcorcón, con un gol que llegó en la primera jugada del partido y depués con una gran resistencia. Ganapanes acogía un duelo entre décimo y decimotercero del DH5 que podía apretar las cosas por abajo o aumentar la brecha entre la salvación y el descenso.

Llegar y besar el santo

El partido empezó condicionado desde el primer minuto de partido. La salida arrolladora de los locales hizo que se adelantaran en la primera jugada del partido. Una gran carrera por la derecha acabó en un zapatazo de Alejandro ‘ruso’ que se colaba por el palo del portero. Los primeros compases del partido fueron dominados por los locales que salieron enchufados como acostumbran, sobre todo en casa.

Sin embargo, los visitantes se fueron reponiendo poco a poco. El Alcorcón se fue haciendo con la pelota y empezó a dominar el partido a través de Nicola, su número 10. Con el rival mucho más cerca de su portería, el Adarve replegó y buscaba balones a la espalda de la defensa, buscando especialmente a ‘ruso’. Pese al dominio de balón de los amarillos, tan solo podían crear peligro mediante centros al área que pocas veces encontraban la cabeza de sus delanteros.

La mejor ocasión de los de Santo Domingo llegó en el 37, en un remate a un corner que el portero palmeo arriba. Así se llegó al final del primer tiempo.

Resistencia local

La segunda parte no fue ninguna oda al fútbol, pero los locales hicieron lo necesario para llevarse los tres puntos. La tendencia de juego con la que había terminado la primera parte se acrecentó en la segunda. Un Adarve que prácticamente renunciaba a la posesión, pero muy efectivo contra un Alcorcón dominador con la pelota, pero gris en cuanto a creación de ocasiones.

Los locales propusieron un partido duro y trabado, al que los amarillos eran incapaces de responder. Tan solo algunas acciones a balón parado y centros laterales hicieron trabajar algo al guardameta local. En los minutos finales, el Alcorcón subió a sus centrales arriba para intentar cazar algo en los balones largos, pero sin éxito. Un disparo centrado de Raúl en la última jugada supuso el delirio local y el colofón a su resistencia.

El Adarve vuelve a sumar de tres y se coloca cómodamente en mitad de tabla con 19 puntos, más cerca de los puestos de Copa del Rey que del descenso, que lo marca con 11 precisamente el Alcorcón, que lleva una racha de cinco derrotas consecutivas.

En la próxima jornada el Adarve visita al líder, el Atlético de Madrid, y el Alcorcón recibe en Santo Domingo al Villanovense, que llega en un buen estado de forma.