El equipo visitante le dio la vuelta al partido contra el Mérida en esta vigésima jornada de la DH5. Un partidazo de ocho goles que da alas al Adarve tras lograr un muy meritorio 4-4. Los romanos no supieron aguantar una ventaja de tres goles a falta de diez minutos.

Los primeros equipos juveniles de Mérida y Unión Adarve saltaban a los Campos de la Federación Miguel Patón muy cerca entre sí en la tabla. Los romanos vienen de perder en su visita a Majadahonda por 2-0 tras ganar en la anterior jornada. Esto les dejó un punto por encima del descenso en la DH5.

Por su parte, el Unión Adarve se ha desinflado en esta segunda parte de la temporada tras haber hecho un inicio sensacional. El conjunto de Yago García Oñate no conocía la victoria en sus últimos cinco encuentros y esperaban cortar la mala racha en Extremadura.

El comienzo del encuentro no podría haber sido mejor para el Mérida. El conjunto dirigido por Ángel Gutiérrez se puso por delante en el marcador en el minuto 5. Álex Iglesias establecía el 1-0 en el marcador muy temprano y daba un extra de energía a los romanos. Cinco minutos después, en el 10, el Mérida doblaría su ventaja sobre el Unión Adarve. Los blanquinegros estaban aturdiendo a los del Barrio del Pilar con un 2-0 en tiempo récord.

No obstante, tras un tramo dubitativo, la garra del Unión Adarve saldría a relucir. Dos minutos más tarde, el conjunto rojinegro recortaría distancias en el marcador por medio de Alejandro Pérez ‘Ruso’. El ariete de los lobos anotaba así su sexto gol de la temporada y daba a su equipo la posibilidad de meterse en el partido con el 2-1.

A partir de ahí, la primera mitad se calmaría y no habría más ocasiones claras para ninguno de los dos equipos. El Mérida mantenía la ventaja frente a un Adarve que quería más.

Segunda parte de película

Tras la vuelta de vestuarios, el partido se estabilizó un poco. El Mérida creó peligro, hasta que su insistencia tuvo el premio del gol. En el 68, el conjunto romano hacía el 3-1 que ponía tierra de por medio para los locales. El Adarve, que salía con las ganas de remontada, tendría que remar más fuerte para rascar algo a domicilio.

No contento con ello, el Mérida clavó la que parecía la estaca final al corazón del Adarve. Los romanos anotaron el 4-1 y todo parecía visto para sentencia. Sin embargo, la garra del Adarve saldría a relucir de nuevo. En el 84 y en el 85, el Adarve anotó el 4-2 y el 4-3 para meterse de lleno en el encuentro. Municio y César fueron los goleadores que permitían soñar al los de Yago Oñate con puntuar.

Los rojinegros lo intentaron por todos los medios posibles. Axel, con un disparo duro, obligó al meta local a realizar una parada salvadora. Ya en el tiempo extra, Utrera la tuvo para los visitantes, pero su disparo se fue por encima del larguero.

El thriller no se terminaba aquí, ya que los lobos aullaron hasta los últimos minutos. En el 92, Patas anotaba para el Adarve el 4-4 que permitía a los visitantes soñar con obrar el milagro. La locura se apoderaba de todos los presentes en Mérida.

Finalmente, el 4-4 fue el marcador final. Ambos equipos nos regalaron un partidazo de ocho goles que da alas al Adarve tras marcar tres goles en los últimos 10 minutos. El Mérida, que ya saboreaba las mieles de la victoria, se quedó como un cuadro ante un avasallador conjunto visitante.