Al igual que ocurre en la zona alta de la clasificación, el descenso de la DH1 está en un puño. Las posiciones pueden variar cada semana y puntuar se convierte en algo vital para los conjuntos que pelean por la permanencia. Con la jornada 20 a la vuelta de la esquina, el único equipo que parece que se descuelga de toda pelea es el Ural Español, colista con solo tres puntos. Justo por encima está el Marina Sport, aunque la probabilidad de mantenerse es más alta que la de los coruñeses.

La permanencia, en un puño

El Marina Sport se sitúa penúltimo con 15 puntos, los mismos que tiene el Covadonga y solo uno menos que la Gimnástica de Torrelavega. La salvación la marcan el Arosa y el Coruxo, ambos con 20 puntos. La igualdad que se mantiene en el Grupo 1 es una baza importante que los cántabros pueden aprovechar si logran sumar con cierta continuidad.

En estas últimas jornadas, el Marina Sport demostró que está dispuesto a luchar contra cualquiera para lograr puntuar. Después de dos partidos complicados ante el Celta de Vigo (5-0) y el Racing de Santander (0-3), los de Álex López lograron vencer al colista (2-1 ante el Ural) y robar puntos al, entonces, líder del grupo (2-2 frente al Deportivo de la Coruña).

Por delante queda gran parte de la segunda vuelta y el conjunto cántabro tendrá la oportunidad de sumar contra rivales directos. Después de recibir al Lugo y visitar al Sporting en las dos próximas jornadas, se la jugarán contra el Arosa y la Gimnástica en dos duelos que pueden ser claves de cara a final de temporada.

Puntúan más fuera de casa

De los 15 puntos que cosecha el Marina Sport, 10 de ellos los ha logrado lejos de su feudo. Tres victorias (ante Ural, Compostela y Gimnástica) y un empate (frente al Deportivo de la Coruña) demuestran que el conjunto cántabro no se encuentra incómodo jugando lejos de Soto de la Marina. Como aseguró su técnico, Álex, tras el partido en Abegondo: “nosotros tratamos de salir a todos los partidos a ganar, sea el rival que sea, sea donde sea”. Por delante está el objetivo de hacerse fuertes en casa para sacar algo positivo frente a su próximo rival, el Lugo.

La confianza será clave

El conjunto dirigido por Álex López ya demostró la pasada campaña que es un equipo que sabe sufrir para conseguir sus objetivos y este año no será distinto. De las 19 jornadas disputadas, han perdido por más de un gol en solo siete, aunque su casilla de goles en contra (40) crece por las goleadas recibidas ante el Celta o el Oviedo (ambas por 5-0).

A pesar de ello, están metidos de lleno en la pelea por la salvación y compensar esa cifra con los tantos a favor puede ser la llave que les dé la permanencia.

No hay muchos equipos, salvo los de arriba, que puedan decir que han competido de tú a tú al líder de la competición. Los de Álex López sí pueden hacerlo y chutes de energía como el que han tenido frente al Deportivo de la Coruña, son necesarios para seguir en la lucha. A partir de ahora, está en sus manos hacer bueno ese empate enfrentándose a un calendario complicado, pero, a su vez, esperanzador.

Foto de portada: C. D. Marina Sport.