Luis Miguel Olivar ha sido nombrado nuevo entrenador del juvenil A del Mérida, a tan solo cinco jornadas para el final del campeonato en el DH5. El exjugador del Mérida y actual director de la academia del club será el encargado de tratar de evitar el descenso del equipo. No lo hará sólo, ya que contará con la ayuda de Miguel Ángel Contreras en los banquillos. Olivar sustituye a Ángel Gutiérrez, cesado tras una mala racha de resultados que deja a la plantilla muy tocada.

Ángel Gutiérrez cesado

El técnico, nacido en Almendralejo, comenzó la temporada en los banquillos con la esperanza de mantener la categoría. Ángel ya conocía la División de Honor, entrenando a equipos como Extremadura o Almendralejo. A pesar de su gran experiencia, tras 25 jornadas al frente del equipo, el Mérida se encontraba en puestos de descenso. El último partido de Ángel Gutiérrez fue la derrota a domicilio ante el Getafe por 6-0. Este abultado resultado fue uno de los detonantes que, sumados a una mala racha, desencadenaron el cese del entrenador extremeño.

Debut de Luis Miguel Olivar 

Su debut al frente del equipo fue este fin de semana en casa ante el Fuenlabrada, equipo que debía ganar para alejarse de los puestos de descenso. Olivar no comenzó de la mejor manera su nueva aventura. Perdió ante el conjunto madrileño por 2-3 con un gol de los visitantes en el último minuto de partido. Esta derrota deja al conjunto extremeño colista del grupo 5 y a cinco puntos del Sanse, conjunto que marca la salvación.

Olivar tiene por delante tan solo 4 partidos para tratar de salvar la categoría y no descender a Liga Nacional. Los dos próximos partidos que deben afrontar son a domicilio contra La Cruz Villanovense y el Rayo Alcobendas. Estos conjuntos, situados a mitad de tabla no se juegan demasiado, ya que están salvados matemáticamente. También deberán recibir al Real Madrid en la penúltima jornada, justo antes de enfrentarse a domicilio al Numancia en la última jornada. El encuentro contra el Numancia, situado penúltimo en la tabla a tan solo un punto, se antoja como una final por mantener la categoría.

Luis Miguel Olivar, nuevo entrenador del Mérida, afronta todo un reto en el que tan solo le quedan 12 puntos en juego para tratar de salvar a su equipo del descenso. En el camino tiene partidos que deberá preparar como auténticas finales para sumar la mayoría de puntos posibles, ya que el Mérida se encuentra a 5 puntos de los puestos de salvación.