Aprovechando el parón hasta la última jornada de la primera fase, desde Juvenil División de Honor analizamos la trayectoria del Extremadura en División de Honor desde su ascenso en 2018.

En la temporada 2017/2018 el Extremadura logró el ascenso a la máxima categoría juvenil, División de Honor. El equipo, aquella temporada entrenado por Martín Fernández, finalizó en primera posición con un total de 63 puntos, uno más que el Palencia, segundo clasificado.

El año siguiente, el Extremadura realizó un gran trabajo en División de Honor. A pesar de ser un equipo recién ascendido de Juvenil Nacional, el equipo extremeño logró mantener la categoría con un total de 45 puntos de 90 posibles. El balance de la temporada fue: 13 victorias, 6 empates y 11 derrotas. Además, lograron varios resultados sorprendentes ante las mejores canteras de España. Algunas de ellas fueron la victoria por dos goles a cero ante el Getafe en el Tomás de la Hera o el empate a uno en el Cerro del Espino ante el Atlético de Madrid en la jornada 13.

La temporada 2019/2020 fue muy complicada en todos los aspectos. La pandemia de la Covid-19 obligó a la suspensión de todos los encuentros desde la jornada 26. En el momento en el que el Gobierno de España decretó el confinamiento domiciliario, el Extremadura atravesaba una situación complicada a nivel deportivo. El conjunto de Ángel Gutiérrez ocupaba la última posición de descenso a Juvenil Nacional. En un total de 25 jornadas, los 26 puntos obtenidos dejaron al equipo extremeño a únicamente un punto del CD Badajoz y del Unión Adarve. La RFEF tuvo que dar una solución a la paralización de la temporada a causa de la pandemia. La resolución final fue la creación de dos grupos (5ª y 5B) y que ningún equipo de División de Honor descendiese a nacional juvenil. Esta decisión permitió que el Extremadura permaneciese en la máxima categoría juvenil en 2020/2021.

A falta de un partido para finalizar la primera fase de la temporada, el conjunto de Diego Jesús Colchón ha llegado a la última jornada sin opciones de lograr la salvación. A pesar de su gran primera fase, no han logrado clasificarse entre los cinco primeros. Por ello, se jugarán la permanencia en la DH5 en la segunda fase. La última jornada del equipo extremeño será en uno de los campos más complicados de la categoría: Valdebebas. Aunque ningún equipo ha logrado puntuar en el feudo madridista esta temporada, el equipo extremeño afronta el partido como la primera oportunidad para lograr puntos de cara a la segunda fase. Allí, el Extremadura peleará por mantener la categoría de cara a la temporada 2021/2022.