El Villarreal Juvenil A ha vencido al Kelme con mucha contundencia (5-2). El equipo visitante se adelantó primero, pero el equipo de Pere Martí le dio la vuelta en 10 minutos. Álex Jiménez fue clave en la remontada.

El Juvenil A del Villarreal y Kelme abrían esta segunda fase del Grupo VII de División de Honor con un objetivo muy claro: alcanzar el primer puesto que otorga el trofeo de campeón del Grupo VII y el acceso directo a la Copa de Campeones. El equipo de Pere Martí partía con 43 puntos y el conjunto alicantino con 34 puntos.

Primera parte

El partido iba a empezar con dominio amarillo. El Villarreal movía la pelota a partir de Toni Gabarri y Rodrigo Alonso que intentaban conectar con los interiores, Miguel Ángel Ruiz y Tiago Geralnik. Llegaba bien el equipo de La Plana a campo contrario, pero se atascaba a la hora de filtrar pases.

La primera ocasión del partido iba a llegar en el minuto 16 cuando Sergio Camacho, novedad en el once, se asociaba con Miguel Ángel. El ‘7’ del equipo amarillo se la dejaba a Pau Vidal que no conseguía ver puerta. En esos minutos, el equipo visitante no lograba controlar el balón y no podía salir de su campo.

10 minutos más tarde, Mangel lanzaba una falta directa que se estrellaba contra la barrera. La defensa del Kelme se quedaba confusa por el disparo y Geralnik, con todo de cara, no lograba rematar bien y el esférico se marchaba fuera. En la jugada posterior, de nuevo Mangel se infiltraba en el área rival, se perfilaba para disparar a puerta y el golpeo se marchaba a la derecha de la portería defendida por Emigdio.

A partir de ahí, el Kelme lograba conectar dos transiciones que quedaban en nada debido al buen hacer de David Guerrero y Espigares. Nos íbamos al descanso con 0-0 en el marcador. El grupo de Pere Martí había sido el protagonista con el balón y propuesto más juego, pero el Kelme se defendía bien y no concedía prácticamente ninguna ocasión.

Segunda parte

Tras el paso por vestuarios, llegaría el primer gol en el primer minuto de la segunda parte. Rodrigo Alonso se la cedía a Toni Gabarri que dejaba correr la pelota y acababa perdiendo el balón a manos de Adrián Campillo. El número 14 vio que Jacobo estaba adelantado y se sacaba un latigazo desde 60 metros aproximadamente que se colocaba dentro de la portería. El Kelme golpeaba primero al arrancar el segundo tiempo.

Unos minutos después, se reclamaba penalti en el área del Villarreal por un posible derribo de Jacobo sobre Ángel Fernández. El colegiado no señaló nada. El equipo castellonense no iba a tardar en reaccionar cuando en el minuto 57, Geralnik botaba un córner que era despejado por la defensa del Kelme. El rechace le caía al propio Tiago que se asociaba con Rodri. Este se la pasaba a Álex Jiménez que centraba para el remate de Pancho Bonfiglio. Parada del portero y el balón quedaba muerto para que la empujara Guerrero.

Lo empataba el conjunto groguet 10 minutos después del tanto inicial.  10 minutos más tarde, Juancho se asociaba con Álex Jiménez, que había entrado en el 56’, y con un disparo seco y la ayuda del cancerbero, lograba darle la vuelta al partido. El Villarreal se ponía por delante y, a partir de ese momento, el Juvenil A se desataría. Justo al sacar de centro, el Kelme jugaba con sus centrales y Pancho iba a la presión para intentar robar. Ángel Fernández intentaba despejar, Bonfiglio saltaba para interceptar el balón y se lo llevaba. Regateaba al portero y marcaba.

El Kelme no conseguía hilar una jugada y el Villarreal quería más. En el 82’, Marcos Sánchez ponía un balón raso desde la banda derecha que Álex Jiménez mandaba para dentro. El quinto gol llegaba después de un penalti cometido por el guardameta del Kelme sobre Pancho que transformaba Álvaro Cruz.

El ultimo gol del duelo lo marcaría Lorente tras un penalti cometido por Jordi Ortega. Así acababa el partido. Con un contundente victoria del Villarreal tras remontar el espectacular primer gol del Kelme.