Venció el Villarreal Juvenil A al Alboraya en un partido que parecía sentenciado en los primeros treinta minutos, pero nada más lejos de la realidad. El equipo de Igor Tasevski llegaba con la necesidad de ganar para salir de la zona roja de la clasificación. Si el Villarreal conseguía ganar, adelantaba al conjunto de Valencia en la tabla.

Tasevski hacía rotaciones (debido al compromiso del miércoles pasado en la Youth League). Metía a Manolo Ferreres, Bachuri y Wade en el XI titular. Además, Nacho Nicolau debutaba esta temporada en DH.

Y el partido iba a empezar realmente bien para el Juvenil groguet. En el 3’, Jon García, hoy capitán, ponía un centro desde la esquina y Bachuri, de una manera extraña, remataba con la cabeza para anotar el 1-0. Muy pronto se ponía por delante el equipo de La Plana y el segundo iba a tardar poco en llegar.

Dos minutos más tarde, Hinojosa se encontraba acorralado en la banda por tres jugadores del Alboraya (ha sido algo habitual en el partido), se asociaba con Clavijo y este, veía como su radar milimétrico parpadeaba, y mandaba un pase telegrafiado a Robert Carril que marcaba el segundo en apenas 5 minutos.  Muy cómodo el Villarreal en el inicio del duelo. Todo lo contrario que el conjunto de Sergio Paredes que veía como en dos llegadas, había encajado dos tantos.

Sergio Honojosa, protagonista en el partido ante el Alboraya.
Foto: @CanteraGrogueta

Hinojosa bajando a la base de la jugada para empezar a combinar (aunque esa no sea la zona de más influencia para el ilicitano) y Clavijo manteniendo la posición para evitar un contragolpe del Alboraya. Iba a ampliar su ventaja el Villarreal cuando llegábamos al primer cuarto de hora.

Joan Torrents se hacía valer de su físico para superar a Óscar Pérez, pase de la muerte para Bachu que no desperdiciaba el caramelo y ponía el tercero. Cuando parecía que el Villarreal se había puesto en ‘modo apisonadora ‘y quería ir en busca de más goles, un viejo conocido de la cantera grogueta como Nacho Vila anotaba el 3-1 en una jugada ensayada desde el saque de esquina. Jaime Barbero era el más listo de la clase yendo al apoyo, se giraba y encontraba sin oposición al lateral zurdo que anotaba el primero para su equipo. Desde ese momento, ninguna ocasión clara para ningún equipo, salvo algún acercamiento en forma de falta o centro que atajaban sin problemas los porteros.

Nos íbamos al descanso con un marcador amplio para el Villarreal que apenas había sufrido. Pero el Alboraya tenía un plan y estaba decidido a ejecutarlo para darle la vuelta al marcador y llevarse algo positivo de Miralcamp. Desde la reanudación, el equipo valenciano iba a intensificar la presión hasta el punto de que el Villarreal cometía fallos en salida. En alguna de esas, tanto Espigares como Ferreres se metieron en un jardín al no poder sacar el balón con solvencia. El Alboraya sabía que no tenía nada que perder e iba con todo a buscar al Villarreal arriba.

Lo empezaba a pasar mal el equipo amarillo. No le duraba nada el balón y el nerviosismo se palpaba en el ambiente. Manolo Ferreres y Espigares empleándose a fondo en todas las acciones. Las fuerzas se iban agotando debido al esfuerzo y a las altas temperaturas. Se intentaba estirar el Villarreal con combinaciones largas y algún contragolpe de Torrents, pero la realidad era que el equipo estaba agotado y la mejor opción era la defenderse con balón.

Bachuri se ha estrenado esta temporada en DH marcando dos goles.
Foto: @CanteraGrogueta

El entrenador groguet metía a Mariano Beunza, Emiliano y Carlos Segura para cazar alguna contra y sentenciar el partido aprovechando el cansancio de la defensa rival. Joan Torrents pudo finiquitar el partido en el 73’ con un tremendo mano a mano después de regatear a su par. Bonachera entraba para cubrir esa banda izquierda sustituyendo a Wade. Partido de ida y vuelta. Llegando al 90’, Rubén Bonachera fallaba un pase, dos jugadores del Alboraya se asociaban, el balón le llegaba a Michael Ngaah, que se zafaba de Espigares, y marcaba el 3-2 por debajo de las piernas de Nicolau.

Al Villarreal solo le quedaba resistir durante 5’. El Alboraya tuvo el empate en un contraataque de 3vs3, pero la jugada fue anulada por fuera de juego. Los chicos de Tasevski se sostenían con Segura, Emiliano y Joan Ruiz que estaban como una rosa. Cuando el partido se podía decantar para cualquier lado y el banquillo del Villarreal pedía la hora, Sergio Hinojosa se sacaba un latigazo, después de un gran pase de Carlos Segura, para cerrar el partido con victoria grogueta.

De esta manera, los amarillos salen de la zona de descenso y suman 6 puntos con dos partidos menos. Empatan con el Alboraya, pero les superan por goles a favor. El 6 de octubre, el Alboraya recibirá en casa al Levante. A su vez, el Villarreal visitará al líder, el Atlético Madrileño.