El Sevilla certifica su pase a los octavos de final de la Youth League tras una victoria heroica en Glasgow ante un correoso Rangers.

GLASGOW RANGERS 0 – 1 SEVILLA F.C

El Sevilla se presentaba en Glasgow para un partido muy complicado de Youth League frente al Rangers. Con un campo en un estado bastante defectuoso, la lluvia que comenzaría en los primeros minutos de juego acrecentó el mal estado del césped.

A pesar de contar con bajas muy sensibles, el Sevilla comenzó dominando el partido demostrando el carácter que atesora el equipo de Lolo Rosano.

Tras unos primeros minutos de tanteo entre ambos equipos, los visitantes avisaban al cuarto de hora con la primera llegada de peligro. Los locales respondían por medio de Alex Lowry, su jugador más desequilibrante, con una internada por la banda. Ángel Mancheno, titular hoy ante la baja de Diego Jiménez, respondería con una buena defensa sobre el extremo.

La lluvia continuaba desgastando el terreno de juego y cada vez dificultaba más la circulación de juego, en especial para el conjunto sevillista que era quien más lo intentaba. A través del balón parado y jugadas embarulladas los andaluces creaban peligro, aunque los escoceses lo solventaban de forma muy sólida.

En el minuto 42 Juanlu tendría la ocasión más clara a la salida de un córner. Tras un último intento de Carlos Álvarez, el mejor del Sevilla en esta primera mitad, el partido llegaba empate a cero al descanso.

Comenzó la segunda parte y la lluvia también intensificó su fuerza. Al igual que Carlos Álvarez seguía poniendo la magia en el campo.

RECOMPENSA MERECIDA PARA EL SEVILLA

Tanto va el cántaro a la fuente… que al final se rompe. Nada podría definir mejor el partido de Carlos Álvarez en el día de hoy y finalmente el 10 sevillista vería recompensado su esfuerzo adelantando a su equipo en el minuto 49 de la segunda mitad. Estaba siendo el mejor y lo único que le faltaba era su gol.

Con el marcador a favor, los visitantes se soltarían y tendrían una segunda ocasión clara que, sin embargo, no acababa en gol.

El Rangers apretó y Lowry, más centrado en esta segunda parte, seguía siendo el jugador más destacado de los escoceses, pero un Sevilla muy bien plantado lograría pararlo.

Llegaron unos minutos en los que parecía que el partido se enrarecía, con algunas amarillas para ambos equipos, pero el árbitro, el holandés Allard Lindhout, supo reconducir la dirección de este.

Los locales, que tiraban más de orgullo que de juego, seguían sin generar grandes ocasiones de gol ante un Sevilla muy bien plantado en el campo.

ÚLTIMO CUARTO DE HORA DE SUFRIMIENTO

Los últimos quince minutos de partido los jugó el Sevilla con un jugador menos tras la expulsión de Marcelo Expósito en un lance con Alex Lowry que el árbitro interpretó como una agresión.

La tensión de los minutos finales iba en aumento y el Rangers lo intentaba a la desesperada con un jugador más. En el minuto 82, Alberto Flores con una gran parada en primera instancia y Sergio Martínez sobre la línea de gol, salvaban al conjunto hispalense del empate local.

Los minutos finales de partido fueron toda una muestra de sufrimiento por parte del Sevilla que, con uno menos y con problemas musculares apareciendo en algunos jugadores tras el esfuerzo físico realizado, mantenían el 0-1 en el marcador.

En el tiempo de descuento la temperatura del partido aumentaba con varias acciones sancionadas con tarjeta amarilla para ambos equipos.

Con el pitido final del árbitro la euforia sevillista se desataba conscientes de la importancia de esta victoria que les permite llegar a los octavos de final de la Youth League, máxime después de la auténtica lucha bajo la lluvia caída en el Dumbarton Football Stadium.

MENCIÓN ESPECIAL

Carlos Álvarez ha sido el timón de su equipo, con varias acciones de gran nivel y redondeando su actuación personal con el gol que le daba al Sevilla esta victoria tan sufrida.