La jornada 22 de la DH1 enfrentó al Real Racing Club de Santander y al Real Oviedo en un partido decisivo de cara a conquistar la cuarta plaza. En un encuentro que pudo caer para cualquier lado, el conjunto azulón reafirmó su buen estado de forma y logra así recortar distancias en la clasificación.

RACING DE SANTANDER 1-2 REAL OVIEDO

Zarpazo azulón en la primera mitad

El encuentro inició sin un dominador claro. Ambos conjuntos intentaban mantener el control del esférico, aunque sin éxito.

El primero del partido lo quiso hacer Lomas, en una internada por banda izquierda, consiguió armar la pierna y disparar, pero su tiro se marchaba desviado. La réplica ovetense no tardó en llegar, pues poco después, Adrián tenía que hacer una estirada para evitar el gol visitante.

Aunque hacerse con el dominio de la pelota no estaba siendo tarea fácil, el Racing no renunció a ello. En un intento de salir con el balón jugado de Aitor, aparecía Cheli para robárselo, plantarse delante de Adrián, fusilar la portería racinguista y adelantar al Real Oviedo en el marcador.

En el minuto 39, Lomas volvía a aparecer por la izquierda para recibir el esférico y golpear de primeras. Esta vez, su disparo se estrellaba directo contra el palo.

El descanso llegó con el 0-1 en el marcador y con la sensación, de ambos equipos, de que podrían haber hecho más goles.

Segunda parte de ocasiones

Tras el paso por vestuarios, el Racing salió dispuesto a darle la vuelta al marcador; el Oviedo, a ampliar distancias y mantener lejos de su portería a los jugadores verdiblancos.

En el minuto 54, Rodri Ramos tenía el empate en sus botas. Con Pelayo ya batido, el 24 racinguista no lograba rematar cómodo y su disparo se marchaba rozando la madera.

Solo tres minutos después, Sergio Neira recibía solo en el área rival, se la acomodaba a su pierna derecha y la ponía medida al palo largo para que Adrián no pudiese hacer nada por evitar el gol. Del empate, al 0-2.

Los de Matabuena, lejos de bajar los brazos con el segundo gol encajado, se volcaron en ataque para buscar la remontada. Por unos minutos, consiguieron encerrar a los jugadores azulones en su campo. En el minuto 70, Diego Díaz conducía hasta la frontal del área y disparaba pegado al palo izquierdo de Pelayo, que se estiraba para intentar evitar el gol, aunque sin éxito. El 10 racinguista recortaba así distancias y daba aliento a su equipo.

Con el Racing centrado en lograr del empate, el Oviedo intentaba aprovechar los balones en largo para volver a ampliar distancias en el marcador. En el 78, Diego Menéndez se deshacía de la defensa local y disparaba buscando el tercero, pero Adrián lo evitaba.

Ya sobre la bocina, el colegiado anulaba el gol del empate al Racing de Santander por fuera de juego de su capitán, Argos.

El pitido final certificó la victoria del Real Oviedo, que le permite colocarse con 37 puntos y ponerse a cuatro del Racing de Santander. De cara a la próxima jornada, los de Paco Fernández recibirán al Ural en El Requexón.

Por su parte, los de Sergio Matabuena se quedan con 41 y se mantienen cuartos. El siguiente fin de semana, viajarán hasta Asturias para enfrentarse al Covadonga.