Mañana de fútbol en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Se enfrentaba el Real Betis segundo clasificado del Grupo IV de División de Honor Juvenil, contra el Calavera, en una mala dinámica, sin conocer la victoria en los últimos ocho partidos. El gol visitante sentó como un jarro de agua fría y dejó sin ideas al Real Betis, que reacciona ba a tiempo para sumar tres puntos en su lucha por el título liguero.

Real Betis 3 – 1 Calavera CF

El encuentro comenzó con bastante igualdad entre ambos equipos. El conjunto verdiblanco proponía y dominaba la posesión, mientras que el Calavera mantenía un bloque bajo y con las líneas juntas. A medida que transcurrían los minutos, los de Arzu, que salieron mejor al encuentro, fueron de más a menos y a partir del minuto 20 fueron superados. El cuadro visitante acumulaba jugadores en la zona central, lo que impedía al Juvenil A encontrar a sus mejores hombres y generar así peligro por las bandas.

El Calavera, con las ideas bastante claras, cuajó unos primeros 45 minutos muy serios. Bien replegados atrás, dejaban muy pocos espacios e intentaban aprovechar cualquier transición para generar peligro. Así fue en un saque de esquina, que llegó tras la ocasión más clara de los visitantes por mediación de Samu, se adelantó el Calavera con un cabezazo dentro del área. Saltaba la sorpresa en la Luis del Sol.

Tras el gol del Calavera, el Juvenil A se vino abajo. Le sentó muy mal al cuadro de Arzu, que tuvo muchos problemas para generar ocasiones de peligro y, además, cometió pérdidas poco habituales, fruto del mazazo que supuso el gol en contra. Así las cosas, se alcanzó el fin de una primera mitad en la que el Juvenil A tuvo numerosas dificultades para realizar su fútbol y se marchó por debajo en el electrónico.

 

Otro Betis tras el descanso: reaccionó y remontó en menos de 20 minutos

La salida del túnel de vestuarios hizo que el Betis cambiara por completo. La charla de Arzu surtió efecto: los verdiblancos salieron más intensos, con una marchita más, llegando antes a las disputas, circulando más rápido el balón... El inicio fue demoledor. A los cinco minutos de comenzar la segunda mitad, lo empataba Rodrigo Marina en un saque de esquina. Se metía de lleno en el partido el Juvenil A. El Calavera se vio embotellado en su área y en el 63′ volvía a aparecer Rodrigo Marina. Gran jugada colectiva, que terminó con centro desde la derecha que remató el ‘9’ bético para completar una remontada en apenas 20 minutos.

Tras el gol, Arzu movió ficha para meter aire fresco en busca del tercer gol que sentenciara el partido. Dio entrada a Assan y Mario Peregrina por Rubén García y Mateo Flores. En el 71′, sería el propio Peregrina quien anotó el tercer gol bético con un buen disparo al palo derecho de la portería defendida por Guillermo Marquina. En el minuto 80, entraron al verde Ale Albajara y Gonzalo del Castillo en lugar de Carlos Reina y Alberto Vela para aportar aire fresco a la medular bética

Una vez el Juvenil marcó el tercer gol, poco más sucedió en el partido. Gozaron de varias ocasiones los de Arzu, que mantuvieron la posesión en los compases finales, para ampliar la diferencia, pero el marcador no se movió. El paso por los vestuarios sentó muy bien y el Real Betis reacciona a tiempo y se llevó tres puntos de oro en su lucha por el título liguero. El Calavera, por su parte, se mantiene en la parte baja de la clasificación y no sale de una mala racha de resultados.