El Rayo Vallecano llegaba muy confiado a su campo para enfrentarse a un Aravaca que ya le dio problemas. En la ida empataron a uno, por lo que el rival no iba a ser sencillo de ganar. Éste, era un rival directo, ya que estaba un puesto por detrás de los franjirrojos en la tabla, pero con los mismos puntos.

Rayo Vallecano 3 – 0 Aravaca CF

El partido comenzaba con una gran presión por parte del visitante colgando balones al área desde cualquier parte. Las faltas a favor de cualquier zona del campo acababan en centros peligrosos para el Aravaca. Sabían cuál era el punto débil del Rayo Vallecano. A pesar de ser numerosos los que hicieron, ninguno creó peligro. El equipo de Amaya, por su parte seguía con su juego de toque y de crear ocasiones a partir de jugadas.

Tal fue la intensidad del equipo local que acabó con un golazo en el minuto 12. Un gran centro de una falta de Asier que Álvaro Baladía solo tuvo que empujar para abrir el marcador. El Rayo empieza todos los partidos muy fuerte y una vez más lo supo aprovechar. Minutos después, el Aravaca siguió apretando y por poco empata en una falta en la frontal. Salió rozando el palo de la meta rayista.

Antes de llegar a la media hora de partido, Asier volvía a hacer grandes pases. Esta vez, Diego fue el asistente para que Baladía hiciera doblete. La banda derecha del Rayo estaba siendo una vez más el peligro mayor del equipo. Con dos a cero en el marcador, el equipo supo gestionar el partido perfectamente. Pasaron los minutos y ambos pudieron anotar, pero el marcador se quedó igual para el descanso.

La segunda parte fue de gran intensidad, donde el Aravaca quiso hacer gol a toda costa, pero se topó con una gran defensa rayista. Estos, por su parte también quisieron sentenciar el encuentro, pero no sería hasta el minuto 78, donde Asier materializó un penalti para subir el tercer gol al marcador. Poco tiempo más, el Rayo tuvo la oportunidad de hacer el cuarto, pero se acabaron los minutos y el marcador acabó 3-0.

Con el pitido final, el Rayo Vallecano confía en poder engancharse a la zona alta de la tabla y el Aravaca acabó derrotado por completo sin ningún atisbo de poder puntuar. Habrá que ver cómo se va desarrollando esta segunda vuelta, pero el Rayo es un equipo distinto al que nadie se quiere enfrentar. Con esta victoria, suma tres en los últimos cuatro partidos. Por otro lado, el Aravaca tan solo ha conseguido una en los últimos cinco, por lo que tendrán que apretar.