El Real Valladolid no salió al campo con intensidad, al menos no con la misma que salió su rival el Rayo Majadahonda lo que le ha valido un empate que no permite a los blanquivioletas colocarse en la tercera posición de la clasificación de Division de honor.

Apenas iniciado el partido, los chicos de Javi Baraja vieron como un remate de Zotes acababa en un córner que Javi se encargaba de rematar de cabeza para poner el 0 – 1 apenas en el minuto 4 de partido.

Un par de minutos después, Víctor remató de cabeza un balón que reboto en el larguero, y Baba otro del estilo que se fue desviado. Rodrigo también tuvo una primera parte con paradas y buenas salidas, que desconcertaron a los locales.

Los madrileños plantaron cara a un Valladolid, al que hicieron sudar de lo lindo, cortando el juego, y siendo mucho mas intenso y superiores que los locales sobre todo en la primera parte.

Tras el descanso, los blanquivioletas habían despertado por fin, tenían la posesión del esférico, hacían daño en el centro del campo y se acercaban peligrosamente al área rival, tanto es así, que los de Alberto Ávarez se replegaron para intentar contener la presión rival y de paso también la ventaja del 0 – 1. Fruto de esa presión, la expulsión de Ebo obligó a los madrileños a jugar con diez aproximadamente cuarenta minuto.

Víctor tuvo la oportunidad del empate de cabeza el, pero los remates se fueron desviados. Una acción entre acción Rafa y Alvi consiguió el empate tan buscado. El extremo blanquivioleta sirvió un pase entre líneas al delantero que, en carrera, superó al portero marcando el 1 – 1.

Los majariegos no pudieron mantener al final el ritmo del Valladolid, y le roban un punto, que les sabe a gloria mientras el Real Valladolid no consigue el tercer puesto que anda buscando en la clasificación de la liga división de honor.

Foto: Rodrigo Jiménez