El conjunto franjiverde doblegó al Amistad por 2-0 en la jornada 24 de la DH5. El Rayo Alcobendas ofrece su mejor versión tras ganar un partido dominando en todas las facetas del encuentro. Los goles de los centrocampistas Jaime y Rubio dieron el triunfo a los suyos. Por otro lado, el Amistad continúa en los puestos bajos de la tabla y sigue en su lucha por la salvación.

Los combinados juveniles de Rayo Alcobendas y Amistad saltaban al campo 3 de Valdelasfuentes en estados de forma irregulares. Los locales llevaban cuatro partidos sin conocer la victoria, mientras que los visitantes alternaban grandes actuaciones con derrotas. Al contrario de lo que sucediera en el último partido jugado en estas instalaciones, hoy radiaba el sol.

El Rayo Alcobendas comenzó la primera parte con mucho dominio de pelota. Yahya bajó al centro de la defensa debido a las bajas y a su salida de balón. Jaime y Rubio se hicieron rápidamente con el dominio de la posesión y los locales comenzaron a crear peligro. La banda derecha de los franjiverdes fue el foco principal de los ataques, con Suk y Carlos causando estragos en la defensa palentina.

Alrededor de la media hora de juego, Carlos conectó con Jaime en la frontal, y éste no se lo pensó dos veces. El mediocentro del conjunto de Miguel Ángel Quejigo sacó un latigazo que se coló en la meta del Amistad y puso el 1-0 para su equipo.

Justo antes del descanso, el Rayo Alcobendas tuvo la oportunidad de marcar el segundo, pero un defensa del equipo de Castilla y León la sacó milagrosamente. No obstante, el equipo local tendría su premio en la jugada posterior. Rubio remató un córner completamente solo y aprovechó el error de la zaga palentina para anotar el 2-0. Con este jarro de agua fría, el Amistad se vino abajo.

Segunda parte de fútbol-control

A la vuelta de vestuarios, el partido bajó mucho de ritmo. Al Rayo Alcobendas, en palabras de su entrenador, le faltó ambición para terminar de sentenciar el encuentro. Sin embargo, fue una segunda mitad muy tranquila para los de la franja verde.

El Amistad presionó más sobre la salida de balón, causando algún cortocircuito en la defensa local, pero no lo supieron aprovechar. Los visitantes echaron en falta ese último pase para terminar de materializar las jugadas.

Lo más destacado de la segunda parte fue Álex, el extremo izquierdo del Rayo Alcobendas. El jugador intentó su gol por activa y por pasiva, siendo el mejor jugador de los de su equipo en este tramo. Finalmente, el partido concluiría 2-0, al igual que el final de la primera mitad.

Victoria para los del norte de Madrid y consiguen asentarse cada vez más en media tabla. El Rayo Alcobendas ofrece su mejor versión para derrotar a un Amistad que no ve la luz al final del túnel. El próximo compromiso de los locales será ante el Real Valladolid en Pucela. Por su parte, el equipo palentino tendrá que recibir al Real Madrid tras su partido del derbi ante el Atlético.