“Ya sabemos lo que es jugar en Ganapanes”, decía Javi Encinas míster del Fuenlabrada tras finalizar el partido. El Fuenlabrada sacó los tres puntos ante el Unión Adarve en un intenso duelo en Ganapanes que dejó lo que prometía. Alta intensidad y mucho juego directo.

Balones arriba

El partido comenzaba con ambos equipos más preocupados por despejar balones de sus áreas que por crear peligro. Tanto ‘Ruso’ como Santos, los ‘9’ de respectivos conjuntos, peleaban en solitario con los centrales para intentar retener el balón y ganar la posesión en campo rival. Las bandas fueron los sitios preferidos de ambos conjuntos para atacar y por ahí llegaron las primeras ocasiones del partido.

En el 10, Carlos Hidalgo remataba un balón que venía de la banda derecha y que tapaba el guardameta visitante. Tan solo dos minutos después respondía el Fuenlabrada. Un gran envío a la espalda de los defensas dejaba prácticamente mano a mano con el portero a Ángel Chacón, pero su intento de picada se estrellaba en el larguero.

El partido entró en una dinámica de un juego muy directo en el que cada córner o saque de banda se peleaba como si fuera el último. Era el Fuenlabrada quién proponía algo más y que intentaba buscar a sus delanteros por dentro y no tan solo desde las bandas o el balón parado. Y así llegó el único tanto del partido. En el minuto 42, Ángel Chacón, recibió un balón filtrado dentro del área y lo remató a la media vuelta, obligando al guardameta del Adarve a estirarse. Su parada dejó el balón muerto en el área para que ‘Moha’ solo la tuviera que empujar. Con este marcador, los jugadores se fueron a vestuarios.

Misma tónica

Pese a comenzar con un resultado diferente, la realidad es que el juego de ambos conjuntos fue bastante similar al exhibido en todo el primer tiempo. El Adarve eso sí, salió más agresivo en la presión en los primeros minutos, aunque no tuvo demasiada influencia en el rival.

Ambos conjuntos intentaban sacar partido de las segundas jugadas. En el 51, Marco López remataba un balón muerto en el área, pero, Rafa Uriarte hacía un auténtico paradón para evitar que su equipo se fuera dos goles abajo. Respondió en el 68 el equipo del Barrio del Pilar con un cabezazo en el primer palo del Daniel Ruiz, que detuvo Isaac Blanco.

Pese a la urgencia en el marcador del Adarve, en los minutos finales el partido estuvo más donde quisieron los de Javi Encinas, que pudieron hacer algún gol más a la contra. Los locales intentaban meter balones directos al área, pero la defensa visitante y, especialmente Alberto Cordero, ganaron la mayoría de los duelos aéreos. Finalmente, el marcador no se volvió a mover y los tres puntos se van para el sur de Madrid.

Próximos duelos

La victoria y otros resultados de rivales directos colocan al Fuenlabrada undécimo con dieciocho puntos, cuatro por encima del descenso y justo tres por detrás del Adarve. Los ‘rojinegros’ se mantienen en décima posición con 21 puntos, todavía a siete de la zona roja. En la próxima jornada, el ‘Fuenla’ recibe en casa al colista, el Alcorcón, mientras que el Adarve se va a la capital extremeña para jugar frente al Mérida.