Llegamos al tramo final de la temporada, lo que provoca que se empiecen a hacer cábalas sobre los equipos que pueden descender y sobre los posibles campeones de grupo. Todo está muy igualado y los partidos cada vez son más importantes. Sin embargo, en la DH1 hay una serie de equipos instalados en la zona media de la tabla que tienen como principal objetivo acabar lo más arriba posible en la clasificación. Uno de esos equipos es el Club Bansander, un histórico de la categoría en racha.

SU INICIO DE TEMPORADA NO FUE DEL TODO BUENO

Imagen

El conjunto de Miguel Vielba empezó la temporada con sólo 2 victorias en los primeros 9 partidos, lo que le llevó a situarse en puestos de descenso con 9 puntos sumados en las mismas jornadas. La situación del equipo era preocupante porque se veía un equipo al que le costaba mucho sacar los partidos adelante ante rivales que a priori iban a luchar por la permanencia. Sin embargo, el equipo que viste de rojo se fue recuperando según pasaban los partidos y, gracias a su mejora en defensa, empezaron a sacar mejores resultados.

Para hacerse una idea del crecimiento del equipo en esta segunda vuelta sólo hay mirar los números. En los primeros 17 partidos (toda la primera vuelta) el equipo cántabro sumó 19 puntos y estaba sólo 4 por encima del Covadonga, equipo que marcaba el descenso. Sin embargo, su situación en esta segunda vuelta es muy diferente al haber logrado 17 puntos en los últimos 8 partidos. Estos números le han llevado a estar en la actualidad con 15 puntos de ventaja sobre el descenso y a 5 puntos del cuarto puesto. Es, por lo tanto, un histórico de la categoría que está realizando una gran segunda vuelta.

UN EQUIPO CON UN PLAN MUY DEFINIDO

Es un equipo en el que los centrocampistas tienen mucha importancia. Al no tener un goleador referente como otros equipos, son los hombres del centro del campo los que deben asumir parte de la responsabilidad ofensiva para hacer goles, algo que están haciendo: destacan Mario Solorzano con 8 goles anotados y Enrique Morales con 5 (ambos jugadores en su segundo año en la categoría). Con respecto a la parte defensiva, hay que decir que no es un equipo que tenga como objetivo principal dejar la portería a cero. Es un equipo que busca ir al ataque para marcar los goles, lo que conlleva a veces dejar espacios en la defensa que les pueden penalizar. En líneas generales, se caracteriza por disputar partidos muy atractivos de ver. Imagen

LAS ÚLTIMAS TEMPORADAS DEL BANSANDER HAN SIDO MERITORIAS

El Bansander es un club de cantera, un club formativo que trata de sacar jóvenes jugadores para que continúen sus carreras en otros equipos. Prueba del buen trabajo que están realizando es que en los últimos 5 años el equipo no ha bajado del décimo puesto a final de temporada, quedando justo por detrás de las grandes canteras del norte de España como son el Celta, el Deportivo o el Racing. Esta temporada, aunque le costó arrancar, está en disposición de firmar otro gran resultado clasificatorio.

En este sentido, queda por destacar que es muy difícil para un equipo de este estilo que se mantenga tantos años consecutivos en una categoría tan competitiva y de tanto nivel, y lo que es mejor, que ni siquiera sufra por continuar en esta liga. Este es el Club Bansander, un histórico de la categoría en racha.