El exfutbolista blanquinegro Tete dirigió su primer partido al frente del Juvenil B del CD Badajoz el pasado sábado con victoria por 2-0 ante el Moralo CP, segundo clasificado de la Nacional Extremeña.

Corren tiempos convulsos a orillas del Guadiana. La inestabilidad institucional que sufre el CD Badajoz está afectando a todos los equipos del conjunto blanquinegro, que no saben muy bien cómo van a acabar la temporada.

Aunque toda la atención la acaparan los equipos que disputan categoría nacional (primer equipo, filial, femenino y División de Honor) la situación de incertidumbre rodea a todas las categorías que componen el futbol base blanquinegro.

El pasado enero, el por entonces entrenador del Juvenil B del CD Badajoz, Javier Quiles, dimitió como primer entrenador debido a la mala racha de resultados que encadenaba el equipo. Los de Quiles comenzaron la temporada con buen pie, ganando sus cuatro primeros encuentros, pero tras empatar a cuatro en casa del Jerez CF el equipo entró en una dinámica muy negativa, que tuvo su culmen en la derrota por 7-0 en Cáceres ante el CD Diocesano. Tras ese varapalo, Quiles dimitió como entrenador del Juvenil B.

El cargo lo asumen, de forma interina, los dos responsables de La Academia, Jesús Leal y Álex Herrera. Ambos dirigen al equipo durante tres partidos con una suerte similar a la que tuvo Quiles, tres derrotas consecutivas ante CP Don Bosco, Extremadura UD y Olivenza FC.

El equipo se encontraba en una situación muy delicada. Entre el 20 de noviembre y el 3 de febrero, el balance del Juvenil B pacense es de 2 empates y 7 derrotas, produciéndose la última victoria blanquinegra el pasado 13 de noviembre. A esto debemos sumarle el gran número de jugadores en dinámica de Juvenil A, hecho que reduce las posibilidades a la hora de alinear el equipo más competitivo posible.

Tete, el elegido para revertir la situación

La dirección de La Academia necesitaba un giro de timón drástico para poder revertir la situación, y en esas apareció la leyenda blanquinegra Tete Sansinena. El exfutbolista se ofreció a los dirigentes del futbol base del Badajoz para tomar las riendas del Juvenil B. Leal y Herrera no se lo pensaron dos veces.

El pasado jueves 3 de febrero, Tete vio desde la grada la derrota del equipo ante el Olivenza FC, al día siguiente ya dirigió su primera sesión de entrenamientos y el sábado 5 de febrero se sentó por primera vez en el banquillo.

Los resultados fueron inmediatos. El Badajoz se medía al Moralo CP, segundo clasificado, en un partido que se presentaba muy complicado. Pero se suele decir que entrenador nuevo es significado de victoria segura, y Tete se encargó de cumplir a la perfección con el tópico. El Juvenil B pacense se llevaba los tres puntos tras ganar por 2-0 al equipo cacereño, volviendo a sumar tres puntos más de dos meses después.

El retorno de Tete al Badajoz ha sido especialmente gratificante para todos aquellos aficionados blanquinegros que todavía recuerdan sus cabalgadas por la banda izquierda del Nuevo Vivero. La afición, que siempre lo ha considerado un autentico ídolo, le agradece que, en tiempos de inestabilidad, haya vuelto al equipo de su vida para ayudar a remontar la situación.

Ahora queda saber qué espera el Badajoz de Tete. El exfutbolista continúa formándose y actualmente se encuentra en proceso de sacarse el Nivel III de Técnico Deportivo, lo que le permitiría entrenar en categorías nacionales. Veremos si el Badajoz está haciendo una apuesta de futuro con Sansinena.

Alberto Sansinena “Tete” es recordado por todos los pacenses por las dos campañas en las que estuvo en el CD Badajoz, logrando el ascenso a 2ªB en el año 2010. Después, hizo carrera en Segunda División representando a Real Murcia y Ponferradina, hasta que en el año 2015 se marchó al AEK Larnaca chipriota donde ha jugado cinco temporadas. En el 2020 se marcha al CD Don Benito, donde colgaría las botas al año siguiente.