El equipo colchonero venció al Real Madrid por 0-2 en esta jornada 24 de la DH5. El Atlético de Madrid encarrila la liga tras vencer a su máximo rival y aventajarle en 7 puntos. Los goles de Omar Janneh e Iker Luque definieron la victoria para los de Fernando Torres, que le vuelve a ganar la partida a Arbeloa.

Los combinados juveniles de Real Madrid y Atlético de Madrid saltaban al campo 7 de la Ciudad Deportiva de Valdebebas con todo por decidirse en liga. Los de Fernando Torres llegaban como líderes aventajando en 4 puntos a los blancos. Además, vencieron en su último partido ante el Rayo Alcobendas, por lo que llegaban en buena dinámica.

Por otro lado, los dirigidos por Álvaro Arbeloa también venían en una buena racha en el campeonato liguero. Este derbi era la oportunidad perfecta para los madridistas de recortar distancias y meterle presión a los colchoneros

Muchas celebridades del mundo del balompié no quisieron perderse este trepidante encuentro; Mikel Arteta, Gaby Heinze, Leo Franco, Santiago Solari o Ignacio Camacho estaban presentes en el palco. Antes de que comenzara el encuentro, Arbeloa y Torres se fundieron en un sentido abrazo. Hasta ahí la concordia, porque con el pitido inicial, comenzarían las hostilidades entre ambos conjuntos.

El Atlético lo quiso dejar cerrado pronto

El encuentro comenzó con un Atlético de Madrid con ganas de dejar encarrilado el partido por la vía rápida. Los de Torres ejercieron una presión asfixiante sobre el área madridista, y Omar Janneh se encontró mano a mano con Quetglás en el minuto 2. El delantero rojiblanco no falló y establecía el 0-1 cuando la gente todavía estaba buscando su asiento. El gol de Janneh dejó aturdido al Real Madrid ya que, en la siguiente jugada, Iker Luque se volvería a quedar solo ante la meta madridista. En esta ocasión, Quetglás realizó una de las paradas de la temporada y evitó el segundo.

El Atlético continuó con el dominio del encuentro, pero el Real Madrid se repuso y comenzó a ganar altura con balón. Pol Durán y Mesonero se hicieron con el centro del campo, pero todavía les costaba superar la blindada defensa colchonera. Los de Arbeloa lo intentaron por medio de los laterales Yusi y Fortea, como nos tiene acostumbrados, pero no conseguían conectar con la delantera. Hugo de Llanos tuvo la más clara para el Real Madrid, pero su cabezazo se fue desviado.

Todo hacía indicar que nos íbamos con 0-1 al descanso, pero el Atlético de Madrid tenía otros planes. Iker Luque aprovechó un balón en el área tras una jugada entre Rayane y Omar Janneh, y el ‘20’ rojiblanco batía de nuevo al portero del Real Madrid para establecer el 0-2.

Segunda parte de mínimos

En la segunda mitad, el Real Madrid se volcó con todo hacia la portería de Esquivel. El método más eficaz fueron los balones aéreos, ya que crearon bastante peligro. Pol Fortuny sustituyó a Fortea y Yáñez se estableció como falso lateral. Precisamente Yáñez tuvo la ocasión más clara para el Real Madrid. El gaditano realizó una internada en el área, pero el portero colchonero tapó bien. El extremo del equipo blanco también reclamó un penalti, pero el colegiado no lo consideró como tal.

Diego Aguado también lo intentó de cabeza para los madridistas, pero su testarazo se fue alto. La defensa férrea del Atlético de Madrid estaba realizando un partido imperial. En los últimos 10 minutos, Torres comenzó a realizar cambios para mantener la frescura en su equipo. Ya en el descuento, Álvaro Ginés tuvo la más clara para el Real Madrid. Su disparo lo salvó sobre la línea la defensa del Real Madrid.

El Real Madrid lo intentó hasta los últimos minutos de partido, pero el Atlético se cerró en filas y se llevó la victoria de Valdebebas. Triunfo clave para el equipo de Fernando Torres, que deja prácticamente sentenciado el título de la DH5 al aventajar al Real Madrid en 7 puntos. El Atlético de Madrid encarrila la liga.

Los colchoneros comenzaron a celebrar con sus aficionados al término del encuentro, y no es para menos. El Atlético ha vencido los dos partidos a un Real Madrid que llevaba sin perder desde octubre. Los colchoneros sueñan con la liga y la Copa de Campeones.