El Alcorcón rescata un punto en el último minuto frente al Leganés en esta DH5. Los locales se empezaron adelantando pero los de amarillo no perdieron la esperanza y su premio llegó al final del encuentro

El partido empezaba en Leganés con mucho respeto por parte de ambos equipos. Tanto los locales como el Alcorcón tenían las ideas claras y sabían que no podían cometer fallos en los primeros compases del encuentro. En estos primeros minutos los pepineros llevarían la iniciativa y el Alcorcón esperaría más atrás para buscar que su rival cometiera el fallo. De esta forma, se plantaron muy bien en línea defensiva y el Leganés no pudo crear ocasiones de peligro por el momento.

La primera ocasión clara del partido llegó en el minuto treinta y fue a favor de los visitantes. El conjunto de amarillo aprovecharía una buena acción individual de su delantero que remató ligeramente desviada a la derecha de la portería rival. En los próximos minutos el juego volvería a hacerse más lento y el peligro dejaría de acechar. Aún así, en los últimos minutos de la primera mitad Sergio engancharía un balón desde la frontal para conseguir el tanto local gracias a un magnífico disparo.

El primer tanto llegó en el 45´

Gol psicológico el que llegaría de esta forma al ser concedido justo antes del descanso, pero los visitantes aprovecharían este parón para aclarar conceptos y no se vinieron abajo ni mucho menos. Tras estos quince minutos de descanso se reanudaría el partido y las cosas volverían a ser como en los primeros compases del encuentro. La pelota no conseguía circular con la suficiente rapidez y las acciones de peligro eran nulas. Sin embargo, con el paso de los minutos se empezó a abrir el partido y comenzaron a llegar oportunidades para ambos bandos sobre todo gracias a acciones individuales.

El Alcorcón era consciente de que tenía que emplearse al máximo si querían una recompensa y poco a poco empezaron a sentirse más cómodos en el terreno de juego. Además, fue de vital importancia una expulsión tras una falta y una protesta de Diego Magasanta. El Leganés se quedó de este modo con un jugador menos y eso condicionó claramente el partido. Sin referencia arriba el Alcorcón podía salir con el balón jugado de forma más clara y de este modo comenzó el peligro visitante.

Tras unos cuantos avisos de los de amarillo, el premio final llegó en el minuto final con un remate picado en el borde del área tras un centro lateral. Con este final agónico de partido concluyó el encuentro con un punto para cada equipo que puede quedar pequeño para ambas plantillas. Partido de menos a más en la instalación deportiva de Butarque que se zanja en tablas en el marcador.