El Alboraya UD se encuentra en un momento de dulce. Es el sexto clasificado de la DH7 y todavía no ha perdido ningún partido en casa, manteniendo su feudo imbatido con cinco victorias y un empate. Los valencianos tienen 23 puntos y se encuentran tan solo a cuatro del Levante, que se sitúa en el segundo puesto de la tabla.

Trabajo excelente de Sergio Paredes y su staff

La labor del míster Sergio Paredes y todo su staff, con Sergi García como segundo entrenador y Jaime Moreno como preparador físico, está siendo impecable, especialmente en estos últimos seis encuentros, los cuales han ganado por 4-0 frente al Atlético Madrileño, 1-2 al Real Murcia, 1-2 al Albacete BPSAD y 1-0 al UB Conquense; y empatado a cero contra el FC Cartagena y el Kelme CF.

Llama la atención el lavado de cara que ha hecho Sergio con el equipo, ya que la temporada pasada el Alboraya estuvo peleando por la permanencia, pero ha sabido reconducir la situación y actualmente están sabiendo plantarle cara a cualquier rival y se encuentran en los puestos de arriba.

Esto se debe a una plantilla bastante bien compensada, donde todos y cada uno de los jugadores que la forman se encuentran en un excelente estado de forma. Tanto los que juegan de inicio, como los que salen en las segundas partes, están sabiendo cumplir. Además, el míster no ha repetido ningún once, lo que hace que todos estén enchufados y listos para cuando les llegue su momento.

Una de las claves del buen momento del Alboraya son los partidos que juegan en casa. Han convertido su campo en un auténtico fortín y por el momento nadie ha conseguido vencerles. Equipos importantes como el Levante, el Atlético Madrileño o el Elche no han rascado ni un solo punto. El FC Cartagena es el único equipo que ha conseguido salir de su estadio puntuando tras el empate a cero.

Alboraya, Temporada 21-22, DH7

Los goles corren a cuenta de Sergio Martínez

El buen funcionamiento del Alboraya es consecuencia del gran estado de forma que están mostrando todos los chicos en las diferentes zonas del campo. Sin embargo, cabe destacar los nombres de dos jugadores en especial: Sergio Martínez y José Alemany.

El Alboraya ha metido 16 goles en 13 partidos, convirtiéndose así en el séptimo equipo que más veces consigue ver puerta de toda la DH7. Gran culpa de esto la tiene Sergio Martínez. El atacante lleva cuatro goles y se encuentra entre los 10 máximos anotadores del grupo. Los tantos de Sergio fueron fundamentales en las victorias por 2-0 contra el Cartagena FC, 1-0 ante el Elche, 2-1 en el importantísimo triunfo ante el Levante y el 4-0 al Atlético Madrileño.

Desde el propio equipo técnico afirman que Sergio Martínez es un chico super trabajador, humilde y con mucha convicción. Comenzó jugando como delantero en la categoría de cadete con el Alboraya y también en su paso por la cantera del Valencia. Cuando regresó al Alboraya, le pusieron de mediocentro, pero debido a su polivalencia puede jugar de centrocampista, de extremo o incluso de falso nueve. Tiene un uno contra uno muy bueno, una asombrosa finalización y aporta mucho en el balón parado.

Solidez defensiva y portería segura

Además de hacer goles, el Alboraya también sabe defenderse bastante bien. El equipo de Sergio Paredes está trabajado tácticamente a nivel defensivo de tal manera que casi rozan la excelencia. Por lo general, defienden en campo rival e intentan robar cerca del área, ya que a partir de esos robos sale el talento de la gente ofensiva. Cada situación es diferente dependiendo del tipo de partido, por lo que el Alboraya tampoco tiene ningún problema cuando hay que defender en bloque bajo.

En cuanto a la portería, cuentan con José Alemany bajo palos, el cual lleva 13 goles encajados en 13 partidos, siendo uno de los mejores guardametas de la DH7 con un promedio de 1 tanto en contra por partido. José Alemany destaca por su gran manejo con los pies, su inteligencia táctica, la cual es de gran ayuda a nivel ofensivo y, evidentemente, es muy bueno bajo palos.

El Alboraya tiene las ideas muy claras y ha empezado la temporada fenomenal, habiendo sido capaz de vencer a equipos de la zona alta de la tabla. Pese a ello, su objetivo principal sigue siendo la permanencia, ya que desde el club son conscientes de la dificultad que tiene esta categoría. A día de hoy se encuentran a cuatro puntos del segundo puesto, y sí que es cierto que todavía tiene que enfrentarse a rivales muy fuertes como el Valencia o el Roda, pero lo que está claro es que darán mucha guerra hasta el final. ¿Cuál será el techo del Alboraya esta temporada?