El Rayo Vallecano acudía a su primer partido del año con una reciente victoria. La mala racha cosechada durante la temporada estaba llegando a su fin. Una victoria contra el Badajoz llenó al equipo de confianza de cara a este partido. Por su parte, La Cruz llegaba con ganas de revancha a Vallecas ya que en la ida empataron.

Los de Amaya consiguieron llevarse el triunfo tras un partido increíble. Sin duda ha sido el mejor de la temporada. Las navidades le habían sentado bien al Rayo, donde sus jugadores salieron con una gran intensidad y esfuerzo por llevarse los tres puntos. Velocidad, defensa férrea y delantera resolutiva en un partido de diez.

Los dos jugadores a destacar del conjunto franjirrojo fueron: por un lado, Jaime de Castro, autor de tres goles en el encuentro. Este, realizó un partido magnífico, siendo muy resolutivo en el área anotando un hat-trick para los suyos. Por otro lado, tenemos a Pablo, el lateral derecho. Este jugador ha supuesto un cambio en la manera de jugar del equipo. Su velocidad y gran calidad por la banda derecha hicieron que el equipo apretara por ese lado.

Así, estos dos futbolistas fueron los protagonistas de un encuentro que todos tienen como referencia para hacer el partido perfecto. A su vez, la defensa estuvo acertada, despejando y jugando con pausa sin tener ningún fallo. Esto propició que el equipo encajara solo un gol, que viendo las estadísticas es el que más recibe en la liga.

Por otro lado, La Cruz Villanovense tuvo un partido muy trabado. La poca solidez defensiva y la ausencia de ocasiones hicieron que el partido se pusiera cuesta arriba. A priori parecía un partido reñido entre estos dos equipos, pero no fue así. El conjunto extremeño puso todo su empeño por anular las ocasiones del Rayo, pero no pudieron evitar la goleada. A partir del descanso, el equipo se volcó arriba y la defensa hizo aguas. Esto supuso haber encajado cinco goles.

Con esta segunda victoria, el Rayo Vallecano se posiciona por delante de La Cruz en séptima plaza. Por delante tiene al Badajoz y Extremadura con los mismos puntos. Los goles encajados en las anteriores jornadas no fueron pocos, por lo que tiene el golaveraje en negativo. Así, si las cosas siguen como el anterior encuentro es muy probable que el conjunto vallecano salga de esa zona baja de la tabla.

El próximo partido se enfrentará con el Atlético de Madrid. Sin duda va a ser un difícil encuentro, pero no se van a dar por rendidos. La mitad de liga que resta es todo un reto para los de Amaya, y si juegan con esa intensidad seguro que les vemos ganar más encuentros.