La primera semifinal de la Final Four de la Copa del Rey Juvenil será un encuentro vibrante entre catalanes y baleares. Badalona y Mallorca se citan con la historia en un encuentro inédito. El equipo de Barcelona llega por primera vez al penúltimo partido de la competición copera tras realizar un torneo impecable. Por otro lado, los bermellones buscan su cuarta final tras la última disputada en 2003.

El Badalona quiere hacer historia

El Badalona llega a una final four por primera vez en su historia después de realizar una campaña de ensueño. Los catalanes comenzaron su andadura en la Copa del Rey dando la campanada en dieciseisavos. El Badalona eliminó a Osasuna en Tajonar por 0-2, con goles de Tomás Carbonell y Ricard Pulido. Los catalanes fueron la sorpresa de la primera ronda al cargarse al líder de la DH2 y pasar así a la siguiente ronda.

En octavos, el Badalona tuvo que enfrentarse a otro rival de entidad; el Barcelona. Los catalanes volvieron a dar la sorpresa al eliminar a los culés en Sant Joan Despí por 1-2. Mario González y Juan Valverde contrarrestaron el gol de Óscar Gistau y el Badalona accedió por primera vez a los cuartos de final. 

Allí se enfrentarían al Leganés, otro conjunto que jugaría por primera vez esta ronda. Esta vez el Badalona jugaría en su casa, en el Estadio Municipal. En un partido disputado y trabado sin muchas ocasiones, Willy dio el pase a los barceloneses a semifinales con un gol en el minuto 98 de la prórroga. Así, se enfrentará a otro conjunto de la DH3, el Mallorca en el primer partido de la Final Four. 

Willy es, precisamente, uno de los jugadores más peligrosos de este Badalona. 7 goles son los anotados por el delantero en esta DH3. No obstante, el máximo goleador del equipo es Tomás Carbonell con 10 tantos. El delantero se ha erigido como uno de los grandes goleadores del grupo. 

Sin embargo, el Badalona no llega en su mejor racha a esta Final Four. Los catalanes, aprovechando esta resaca copera, se han dejado llevar en los últimos encuentros. Son 6 partidos los que llevan los de Badalona sin conseguir la victoria; 3 empates y 3 derrotas.

Cuarta oportunidad para los bermellones

El conjunto bermellón llega a semifinales tras un camino que comenzó con una goleada ante el Arucas. El Mallorca comenzó perdiendo ante los canarios, pero la calidad de los isleños se impuso en la segunda parte. Axel, Jan Salas, Torá, Woiski y Calcagno anotaron los tantos para meter a los rojos en octavos. 

En la siguiente ronda, el Villarreal fue el escollo de los bermellones, y los de Carlos Muñoz tuvieron que remontar de nuevo en la Ciudad Deportiva José Manuel Llaneza. El Mallorca le dio la vuelta al gol de Pau Cabanes con los tantos de Pablo Moya y Nicolás Baratucci, este último en los instantes finales del encuentro.

En cuartos de final, los mallorquinistas tuvieron que sudar sangre para eliminar al Deportivo. Tras un empate 1-1 en los noventa minutos más la prórroga, en la que el Mallorca se mereció pasar, el partido se fue inevitablemente a una tensa tanda de penaltis. En ella, Joan Pol se convirtió en el héroe de su equipo al marcar la pena máxima decisiva y meter a su equipo en la Final Four de Oviedo. 

Como jugadores más destacados encontramos a Jan Salas, Joan Pol, Axel Bejarano o Alexander Woiski. Precisamente, este último es el máximo goleador del conjunto bermellón con 10 tantos, los mismos que Tomás Carbonell. En cuanto a campeonato liguero, el Mallorca está viviendo un momento muy dulce. Los bermellones consiguieron adelantar al Espanyol y son los nuevos líderes del grupo 3 de la División de Honor con 51 puntos. Empataron en su último partido ante el Zaragoza, pero continúan en lo alto de la tabla.

Con toda la carne por poner en el asador, Badalona y Mallorca se citan con la historia para conseguir un billete hacia la gran final de la Copa del Rey Juvenil.