Después del desenlace de la temporada pasada, Los Yébenes-San Bruno llega por primera vez en sus 50 años de historia a la máxima categoría juvenil con un objetivo muy claro: lograr la permanencia en un año más complicado que de costumbre, pues habrá seis descensos.

Desde Los Yébenes saben que va a ser muy complicado poder cumplir su objetivo, ya que están en el Grupo 5A de División de Honor Juvenil, donde compiten grandes canteras como el Atlético de Madrid, Real Madrid o Rayo Vallecano. Sin embargo, a pesar de haber perdido a dos de sus grandes referencias en ataque, Jorge Lorenzo, “Loren” y Yassir, el equipo se ha reforzado con criterio para intentar permanecer en la máxima categoría.

Para lograr la permanencia, en el banquillo estará Adrián Román, entrenador que logró el ascenso del equipo temporada pasada con únicamente dos años de experiencia en Liga Nacional. Antes, Román logró llevar al equipo de preferente a autonómica, y de ahí a nacional, todo de manera consecutiva.

Uno de los principales pilares por los que se empieza a construir un equipo, la portería, ha sido una de las posiciones reforzadas por el conjunto madrileño. A pesar de conservar a Marcos Rubio de Frutos, el conjunto madrileño ha anunciado las incorporaciones de Juan Carlos Sánchez, procedente del Manchego Ciudad Real y de Matteo Pizza, procedente del Fc Montreux Sport.

La defensa ha sido una de las posiciones que más cambios ha sufrido de cara al inicio de la nueva temporada. Tras perder a cuatro de sus piezas claves para lograr el ascenso, Pablo Tesoro, Alexandre Bettoni y Jorge Santos han sido los refuerzos para lograr mantener la solidez defensiva, clave para obtener buenos resultados. Además, han conseguido mantener en la plantilla a Ismael Hbaidi e Ismael Agea.

El centro del campo mantiene su estructura de la temporada 2019 con Héctor Jiménez y Guillermo Cerezo como hombres claves en la creación. Además, se le suma el fichaje de Sergio del Cerro.

La delantera sufre un claro decrecimiento respecto a la temporada anterior. El conjunto de Adrián Román ha perdido a Loren y Yassir, los dos jugadores más peligrosos del ataque del conjunto madrileño. Para suplir estas bajas claves, se han reforzado con Jaime Ezpeleta, procedente del Boadilla, Erik Alexandre Santafé, del Canillas, Hugo Martín del Alcalá, Gorka Pérez del Atlético de Madrid y Rubén Alegre el cual proviene de una categoría inferior.

A pesar de los cambios que han sufrido Los Yébenes de cara al inicio de la temporada 2020/21, el cual se producirá el domingo 8 de noviembre en el estadio Estadio Antonio Sanfiz ante el Aravaca, debido a que su partido correspondiente a la primera jornada tuvo que ser aplazado por varios casos positivos en Covid-19 en su rival, el Badajoz, como ya declaró a esta web Adrián Róman, para esta temporada espera que la gente siga ilusionándose con su equipo: “Esta temporada seguiremos trabajando, Pido que sigan ilusionándose con el juvenil, que sigan apoyando a los chicos que sigan apostando por este club. Se están haciendo bien las cosas, hay ilusión, los chicos ven que vienen equipos como Real Madrid o Atlético de Madrid y este año es un año especial, no siempre se asciende a División de Honor y que se sigan ilusionando con el equipo.”

Foto: Los Yébenes San Bruno