El Athletic Club es líder indiscutible del Grupo 2 de División de Honor. Los juveniles del equipo bilbaíno han demostrado esta temporada la misma garra que los jugadores del primer equipo. Algo que aprenden en todas las categorías de Lezama. En la 2019/2020 se convirtieron en el principal favorito para acceder a la Copa de Campeones desde su grupo y así lo han demostrado, yéndose al parón con nueve puntos de diferencia frente al segundo clasificado, la Real Sociedad. Sin duda algo de lo que tiene mucha culpa Nico Williams, el atacante español que se ha convertido en referencia para su equipo y para la Selección Sub-18, comandada por Pablo Amo.

Su apellido no es pura coincidencia, ya que es hermano de Iñaki Williams, la estrella de los leonés en Primera División. Y además de su apellido, también guarda más parecidos con él. El pamplonés de tan solo 17 años destaca por su gran velocidad y potencia por banda. Aunque muchas veces frecuenta la punta de ataque. Sin embardo, tal y como señala Ortiz de Lezcano para El Correo, ‘quiénes le conocen, destacan que tiene un punto más de calidad técnica que Iñaki (su hermano) y que maneja mejor la pierna izquierda’.

De momento, por como apunta su carrera, parece que puede llegar a convertirse en la nueva perla de la cantera del Athletic. Llegó a Lezama en 2013, siguiendo los pasos de su hermano, para incorporarse al Alevín del Athletic. Desde ese momento ha ido ascendiendo por las distintas categorías del fútbol base, siempre con la camiseta de los leonés, hasta llegar a División de Honor con su Juvenil. La temporada pasada su participación con el equipo fue limitada, pero ha terminado de explotar en la actual.

Esta temporada ha jugado 19 partidos en División de Honor, en los que ha anotado 6 goles. Algunos de ellos tan importantes como el que confirmaba la remontada por 1-2 en casa del Danok Bat Club De Fica en la jornada 10. Además también ha debutado en Tercera División por el Basconia gracias a un acuerdo entre los clubes para dar rodaje a los canteranos del Athletic. Lleva tres partidos en la categoría, aunque aún no ha logrado marcar. Salió como suplente durante las victorias del equipo frente al Sodupe y el Tolosa, pero no consiguió sacar puntos en el único partido en el que fue titular. El Deusto ganó por 1-0 al Basconia en un partido en el que disputó los 90 minutos.

Por méritos propios consiguió la convocatoria con la Selección Sub-18 para la Copa del Atlántico. Bajo las órdenes de Pablo Amo ha seguido una trayectoria similar a la de Slavy, jugador del Real Valladolid juvenil. En el primer partido de su selección frente a Eslovaquía saldría como revulsivo para jugar media hora. Contra Japón jugaría todo el partido, pero tendría que esperar al siguiente encuentro para anotar. Sería contra México el partido en el que se desataría. Entró al campo en el descanso para anotar dos goles y liderar a España en la abultada victoria por 6-0. Sería el mejor del partido, además del goleador del torneo empatado precisamente con Slavy.

El buen nivel demostrado en la competición de la que España levantaría el trofeo, le valdría una nueva convocatoria con la Sub-18. Así, coincidiría de nuevo con Slavy en un amistoso de los de Pablo Amo frente a Dinamarca. De nuevo saldría después del descanso, pero esta vez no anotaría en la victoria de su equipo por 2-1.

Nico Williams tiene aún mucho por delante para demostrar que está a la altura para saltar a la élite del fútbol. Sin embargo, está creciendo a pasos agigantados y escalando categorías año tras año. Queda por ver todo su potencial aún y los años dirán si pasa de ser un canterano del Athletic o el hermano pequeño de Iñaki Williams a un crack mundial. El tiempo al tiempo y él, a seguir jugando como lo está haciendo.