Se ha cumplido un año ya desde el histórico ascenso del Atlético de Pinto juvenil a División de Honor. Un logro que el equipo madrileño consiguió tras quedar cuarto clasificado del grupo 12 de Nacional juvenil. Pese a ascender como clasificado de cada grupo, que los tres clubes que quedaron por encima suyo tuviesen ya equipo en División de Honor les sirvió en bandeja el ascenso a la categoría.

Uno de los artífices de este logro fue Kevin de la Llave, lateral izquierdo del equipo, ahora jugador del primer equipo, y capitán del juvenil durante la temporada del primer ascenso a División de Honor de la Historia del juvenil. El joven, que hasta el parón estaba ya comenzando a ser importante para el Atlético de Pinto en Tercera División, tuvo un año fantástico la temporada pasada. Comenzó a formar parte activa de la primera plantilla del Pinto, logró el brazalete del juvenil por su experiencia y pudo vivir un ascenso desde dentro del terreno de juego. Ahora, un año después, ha atendido a las preguntas de la revista Juvenil DH.

Kevin de la Llave entrenando con el Atlético de Pinto
Kevin de la Llave entrenando con el Atlético de Pinto. | Fotografía: Twitter (@KevinDeLa03)
Pregunta: Llevas bastante tiempo en el Atlético de Pinto, desde 2015 en cadetes. ¿Cómo llegas al equipo y cómo son tus inicios allí?

Respuesta: Sí, en cadetes de segundo año. Allí tuve de entrenador a José María Amate. Ya me había entrenado antes y entonces me contactó y me preguntó si tenía equipo y cuál era mi situación. Le dije que para delante y me fui a hacer las pruebas para el Pinto. En ellas le gusté y me dijo que contaba conmigo para su equipo. Y nada, a partir de ese año ya me empezaron a subir con el primer equipo. Tampoco de forma habitual, pero sí varias semanas para ir conociendo a la plantilla.

En cadete la verdad es que nos fue bastante bien. Subimos de Preferente a Autonómica y en general el año fue muy bueno. Luego, a partir de ahí, estuve en el juvenil de primer año, en el ‘C’. Esa temporada, en Preferente, no fue buena. Nos quedamos a mitad de tabla, más o menos. Los siguientes años ya estuve jugando con el juvenil ‘A’. El primero no pudimos ascender, nos quedamos a muy poquitos puntos, pero el siguiente sí logramos el ascenso a División de Honor.

P: Entonces ya llevas bastante tiempo subiendo con el primer equipo. ¿Aún así, que diferencias has notado entre jugar en Tercera a hacerlo en División de Honor?

R: Sí, sí. Debuté con 17 años contra el Trival Valderas, allí, en su campo. Y muy contento por el debut la verdad, además ganamos ese partido. En cuanto a las diferencias entre jugar en una liga u otra, es muy distinto. En mi caso, en juvenil nacional era de los mayores de la categoría y al pasar al senior ya no solo te enfrentas con chavales de tu edad, sino que ya hay tíos bastante mayores, con más experiencia que tú y con más tiempo en la categoría. Al principio cuesta un poco adaptarse. Pero bueno, después de varios partidos se hace un poquito más ameno.

En cuanto a los entrenamientos, yo venía el año pasado, desde mitad de temporada o así, subiendo prácticamente todos los días con el primer equipo. Salvo los viernes, que entrenaba con el juvenil para ver estrategias y preparar el día del partido. Y sí es cierto que al entrenar con el primer equipo aprendes muchísimo. Ya que, como he dicho antes, tus compañeros llevan ya varios años en la categoría y te pueden enseñar cosas que tú como juvenil no tienes. Tanto en conceptos tácticos, como técnicos. Te ayudan bastante.

P: En cuanto a la temporada pasada, la del ascenso. ¿Os veíais subiendo a División de Honor a principio de temporada?

R: Pues mira, yo la pretemporada la empecé con el primer equipo. De hecho, no pude disputar el primer partido de liga contra el Rayo Majadahonda. Sino que me incorporé en el segundo partido, frente al Atlético de Madrid, es mi primer partido y la primera semana que estaba con el juvenil. Pero sí es cierto que, hablando con compañeros y con el cuerpo técnico, el objetivo principal era ese, poder ascender a División de Honor. Aunque sabíamos que era bastante complicado, porque la Liga Nacional es bastante dura. Pero bueno, todo esfuerzo al final tiene su recompensa y logramos ese objetivo.

P: Precisamente el objetivo del ascenso lo lográis remontando un partido en casa del Unión Adarve. ¿Cómo se vive un encuentro así?

R: Con ese partido sabíamos ya que si lo ganábamos, ascendíamos, y que si perdíamos o empatábamos, teníamos que depender de lo que hiciesen los demás equipos. Sí es cierto que cuando llegas al partido tienes esos nervios de saber que te estás jugando el ascenso. Pero bueno, yo creo que al final nos vino bien. Aunque, para mí, es de los peores partidos que jugamos. Llámalo nervios, llámalo que no salían las cosas, pero encajamos el primer gol.

Aún así, cómo sabíamos lo que nos estábamos jugando, nos vinimos arriba. Además, con nuestra afición apoyándonos, pudimos remontar el resultado. Es una alegría grandísima. Con el Pinto había sido mi segundo ascenso, pero el anterior no fue nada comparado con este. Para subir a División de Honor habíamos sufrido mucho, con equipos que nos lo habían puesto muy difícil. Y era el trabajo de toda una temporada, que ver reflejado a final ascendiendo a División de Honor es una alegría. Y no solo para nosotros, sino también para la afición y los padres, que llevaban toda la temporada apoyándonos y llevándonos a los partidos.

Ascenso Atlético de Pinto a División de Honor 2019
El Atlético de Pinto juvenil celebra la remontada frente al Unión Adarve que le servía para ascender a División de Honor. | Fotografía: Juvenil DH
P: Respecto a la temporada actual, no sé si sigues al juvenil en División de Honor. ¿Cómo ves a tus antiguos compañeros este año?

R: La verdad es que voy a ver casi todos sus partidos, los que puedo y son en casa. Me gusta ir a verlos. Parece que las cosas no han salido como esperaban este año. Pero bueno, ahora con el parón… Estaban en descenso y no sé si quedando las jornadas que quedan habría posibilidad de que puedan salvarse. Yo creo que sí. Lo que pasa es que es muy complicado. Después de haber empezado la temporada no tan bien como querrían, pues… Pero bueno, ahora no se sabe ni lo que va a pasar.

P: Sí, sobre el parón te quería preguntar también. ¿Cómo crees que debería terminar la temporada?

R: Yo creo que anulándola no. Deberían zanjar la temporada y dejar jugar, en nuestro caso, los once partidos que nos quedan. Porque anular un año entero de competición a mí no me parecería nada justo, ya que hay algunos equipos que se han reforzado más que otros, que están arriba. Aunque bueno, a los que están en descenso igual les viene bien.

Deberían acabarse las jornadas que quedan ahora cuando se levante el confinamiento, teniendo unas dos o tres semanas para hacer una minipretemporada para ponernos a tono. Y nada, terminar esos once partidos que nos quedan y la temporada que viene, pues adaptarla a cuando acabe esta. Si hay que retrasarla, empezarla en diciembre o después de Navidad en vez de septiembre, pues sería la mejor opción, según mi opinión.

P: ¿Y durante el confinamiento cómo estáis entrenando en el Atlético de Pinto?

R: Nuestro preparador físico nos ha mandado una ruta de trabajo con varios ejercicios. Dentro de lo que cabe, que podemos hacer dentro de casa sin tener que usar ningún tipo de material extra, ni específico. Y por nuestra cuenta. Aunque sí que es verdad que a veces hablamos entre los jugadores de conectarnos por vídeo-llamada alguna mañana y hacer los ejercicios juntos, pero eso entre nosotros. En principio entrenamos cada uno por nuestra cuenta.

P: Respecto al parón de la actividad. ¿De manera personal, cómo lo estás enfocando? ¿Crees que seguirás contando para tu entrenador cuando todo vuelva a la normalidad?

R: Pues personalmente a mí me ha venido bastante mal. Porque yo a principio de temporada no era titular, al salir reciente de juvenil, y sí es cierto que antes del parón llevaba once o doce partidos siendo titular y estando a buen nivel. Y ahora que nos han parado, va a costar volver a la misma tónica de antes.

Y en cuanto a si seguiré contando para el equipo, de eso no tengo ni idea, claro. Cuando volvamos, habrá que ver cómo se desarrollan los entrenamientos, cómo ha vuelto cada uno… Intervienen muchos factores ahí. Pero bueno, en principio espero que sí siga contando conmigo.

P: En caso de terminar la temporada. ¿Cuál crees que será la clave del Atlético de Pinto para conseguir la permanencia?

R: Bueno, cómo he dicho, llevábamos varios partidos con una buena tónica. El último de hecho, contra el Moratalaz, nos la estábamos jugando porque nos habían recortado puntos los de abajo y salió bien, logramos una victoria que necesitábamos. Así nos pudimos alejar un poco de esos puestos de descenso. Ahora cuando volvamos, pues habrá que ver como vuelven el resto de equipos. A ver si podemos encajar tres o cuatro victorias seguidas, que es lo que nos vendría bien para alejarnos definitivamente del descenso.

P: Y por último, un mensaje que le darías a la afición del Atlético de Pinto.

R: Principalmente que, cuando acabe este parón, pondremos todo de nuestra parte para lograr tanto la salvación como, si fuese posible, poder subir puestos y, quién dice que no, poder entrar en play-off. Sé que quedan once jornadas, que es un periodo bastante corto, pero haremos todo lo que se pueda para terminar la temporada de la mejor manera posible.

Sinceramente, no tenemos ningún objetivo claro en cuanto a llegar a un puesto determinado. Nuestra idea es centrarnos de la mejor manera posible en cada partido. Si salen bien las cosas perfecto, sino, cabeza arriba y a por el siguiente partido. Y, así, hasta dónde la tabla nos lleve. Cada partido es un mundo.

Entrevista sobre el ascenso al entonces entrenador del equipo, Mario Otero