El Rayo le endosa una manita al Flecha Negra. En esta 32ª jornada de la DH5, el Rayo Vallecano recibía en casa al colista, el Flecha Negra. Los rayistas llegaban a este encuentro tras haber empatado a uno contra La Cruz Villanovense el anterior fin de semana . Por otro lado, los extremeños encaraban este choque tras haber acumulado siete derrotas consecutivas. Los tres puntos se los acabó quedando el Rayo Vallecano tras golear 5-0.

Rayo Vallecano 5-0 Flecha Negra

Los primeros quince minutos del partido estuvieron marcados por la ausencia de ocasiones claras. Ambos equipos gozaron de algunos acercamientos a área rival, pero ninguno de ellos tenía mucho peligro. Además, nadie terminaba de hacerse con las riendas del encuentro, ya que las disputas estaban siendo constantes y el balón iba y venía de un lado para otro.

El Rayo Vallecano estuvo a punto de abrir la lata en el 17‘ cuando Morcillo, tras un balón peinado de Pablo en un córner, efectuó un fuerte disparo mientras se caía al suelo. No tuvo suerte y estampó el balón en la cruceta. Esta ocasión avivó a los locales y a partir de ahí comenzaron a dominar en todos los ámbitos.

Los minutos iban pasando y, aunque el Rayo tuviese la posesión y el mayor número de acercamientos, no lograban ver puerta. En el 28′, Alcántara efectuó una buena jugada y realizó un disparo cruzado que se marchó rozando el palo. Siete minutos después, Morcillo sería el encargado de abrir la lata. Recibió el balón en la frontal, se fabricó una bonita jugada individual con la que se marchó de sus defensores y definió a las mil maravillas.

Llegados al final del primer tiempo, Hugo pondría el segundo en el electrónico tras un zapatazo con su pierna zurda en el 42‘. La primera parte no dio más de sí y los jugadores desfilaron al túnel de vestuarios. Iván Amaya y sus chicos se marchaban felices sabiendo que habían dejado el partido muy encarrilado.

El Rayo Vallecano no se conformó y fue a por más

En el segundo tiempo el Rayo no bajó el pie del acelerador y comenzó muy enchufado. De hecho, en el 46′ estuvieron a punto de meter el tercero tras un disparo de Morcillo que se marchó por encima del larguero. Poco después, Gabino anotó el tercer tanto del partido en el 52‘. Alcántara colgó una falta al segundo palo y Gabi entró como un toro directo a rematarla de primeras.

En el 66‘, Alcántara, quien estaba siendo el mejor del Rayo junto a Morcillo, metió el cuarto del partido tras un pase de Linares. El jugador rayista no dudó en pegarle de primeras y se sacó un fuerte disparo imposible de atajar. El Rayo Vallecano no se conformó con eso y, tan solo un minuto después, gozaría de un penalti a favor. Pablo Muñoz no se puso nervioso y anotó el quinto desde los once metros con una especie de panenka que no fue muy estética, pero lo importante es que entró.

Unos minutos después llegó el susto del partido. Linares cayó al suelo en un encontronazo y se llevó un golpe fortísimo en el cuello. Esto hizo que el jugador estuviera tendido en el césped durante varios minutos y que se tuviera que llamar a una ambulancia, pero por suerte el jugador se acabó levantando por su propio pie y todo pareció acabar en un buen susto.

Los minutos fueron avanzando y el Rayo quería más y más, pero finalmente acabaron 5-0. El Rayo Vallecano se acabó llevando tres puntos muy importantes para seguir peleando por la tercera plaza. La jornada que viene jugarán a en Valdebebas contra el Real Madrid. Por parte del Flecha Negra, recibirán en su estadio al Getafe.