El Rayo Vallecano finaliza la liga venciendo al Adarve por 3-1. En esta última jornada de la DH5, el Rayo Vallecano recibía en casa al Unión Adarve. Los rayistas llegaban a este encuentro tras haber perdido 2-1 el anterior fin de semana en Valdebebas contra el Real Madrid. Por otra parte, los del Barrio del Pilar encaraban este choque ya descendidos y tras haber ganado 3-2 al CD Badajoz en la pasada jornada. Los tres puntos se acabaron quedando en Vallecas tras ganar tranquilamente 3-1.

Rayo Vallecano 3-1 Unión Adarve

Los primeros veinte minutos del partido estuvieron marcados por la ausencia de muchas ocasiones peligrosas. Ambos conjuntos gozaron de algunos acercamientos a área rival, pero ninguno de ellos tenía mucho peligro. Sin embargo, sí que cabe destacar una muy buena del Rayo al poco de empezar, pero Pablo Martínez hizo un auténtico paradón a un disparo fortísimo en el 6‘. A pesar de no tener ocasiones muy claras, el Rayo Vallecano se fue adueñando del partido.

El primero del partido llegó en el 24‘ tras un saque de esquina. Morcillo, que ya sabemos que tiene mucho olfato goleador, ganó a su marca  en el salto y empujó el balón a la red con un buen cabezazo. Se adelantaban los rayistas para poder manejar el partido con más calma.

En el 37′, el Rayo Vallecano estuvo muy cerca de hacer el segundo del partido tras una pérdida tonta entre el portero y la zaga del Adarve mientras intentaban salir jugando en un saque de puerta. Sin embargo, el Rayo no estuvo acertado y no pudo aprovechar esa clara ocasión.

En el fútbol ya se sabe que no se puede perdonar, ya que luego pueden venir los sustos y, así fue para los locales. Poco después de haberse podido alejar en el marcador, el Rayo Vallecano no podía más que contemplar el golazo de volea de Enrique tras un saque de esquina. El delantero de los lobos enganchó el balón con muchísima fuerza y lo envió directo a la escuadra en el 45‘. La primera parte no dio más de sí y los jugadores desfilaron al túnel de vestuarios. Iván Amaya y sus chicos se marchaban sabiendo que habían desaprovechado el dominio y las ocasiones del primer tiempo.

El Rayo Vallecano le dio la vuelta en la segunda parte

En el segundo tiempo el Rayo no cambió el plan de partido y salió igual de enchufado y propositivo. Esto hizo que consiguieran meter gol al poco de comenzar. En el 56‘, Morcillo volvió a ver puerta tras un gran centro desde banda izquierda. El Rayo ponía nuevamente tierra de por medio para seguir teniendo controlado al Adarve.

Los minutos fueron pasando y el conjunto de Iván Amaya dominaba y generaba más acercamientos, mientras que el Adarve buscaba con balones largos a Enrique. Pablo Martínez volvió a ser fundamental para mantener vivos a los suyos con un par de buenas paradas. Pese a ello, llegó el tercer tanto del Rayo en el 79‘. Marco corrió velozmente por banda derecha y definió a las mil maravillas con pierna derecha para sentenciar el partido.

El Rayo Vallecano se acabó llevando los tres puntos y cierran la temporada como con 66 puntos, a tan solo tres puntos del Leganés de Sergio Solís. Por otro lado, el Unión Adarve de Borja Bardera no pudo conseguir el objetivo de la salvación. Muchas derrotas contra rivales directos les han condenado. Finalizan la temporada 15º con 31 puntos.