Gran partido de fútbol el que hemos vivido en la tarde de este miércoles en el José Antonio Minguela. Gimnástica Segoviana y Atlético de Madrid disputaban el encuentro aplazado de la Jornada 24. El partido estuvo plagado de ocasiones, goles y polémicas, finalizando con tres puntos vitales para un Atlético de Madrid que podría ser campeón este fin de semana si el Real Madrid no gana al Badajoz.

Gimnástica Segoviana 2-4 Atlético de Madrid

Estas fueron las alineaciones de ambos conjuntos:

Gimnástica Segoviana: Alfonso Moreno, Carlos Luengo, Iván Venegas, Álvaro Lobo, Diego Alonso, Mario Serrano, Diego Rodrigo, Alonso García, Álvaro Ramos, Ivo y Pablo Arranz. Suplentes: Álex Márquez, Héctor Oliva, Miguel Pérez, Miguel Muñoz, Ales Bantón, Alexis López y Encho.

Atlético de Madrid: Alejandro Iturbe, David Vilán, Ilias Kostis, Javier Boñar, David Navarro, Aitor Gismera, Salim, Lucas Ricoy, Marcos Denia, Javier Currás y Corral. Suplentes: Ostos, Dimitri, Sergio, Lucas P., Javi, Manzano y Pablo Barrios.

Frenética primera mitad

El partido comenzó con mucha intensidad por parte del conjunto local. Los segovianos, a sabiendas de la importancia de sumar los tres puntos, salieron muy enchufados, generando peligro desde el primer minuto. Este empuje inicial fue determinante para la consecución del primer tanto segoviano.

Y es que los primeros minutos estuvieron dominados por un Pablo Arranz que se mostró sublime, generando peligro constante por banda diestra. De hecho, de sus botas partió la jugada que terminó con el balón perforando la red tras un potente disparo de Álvaro Ramos.

De esta forma se adelantaba la Gimnástica Segoviana. Sin embargo, la alegría local iba a durar muy poco. Pues tan solo dos minutos después Marcos Denia remató a la red un magnífico centro botado por Javier Currás. El Atlético lo celebró por todo lo alto, pues no podían permitirse perder puntos en su carrera por el título liguero.

A partir de ese momento, los pupilos de Ricardo Ortega y de Fernando Torres se convirtieron en un auténtico torbellino ofensivo, generando continuas ocasiones. En el minuto 15 los colchoneros lograron remontar el tanto segoviano después de que David Vilán anotara con un potente disparo tras una gran contra y una buena asistencia de Marcos Denia.

El Atlético no se conformó y siguió apretando en busca del tercero. La sociedad Denia-Vilán volvió a repetirse, con centro del primero y cabezazo desviado del segundo. Los pupilos de Tito Domingo no eran capaces de frenar el torrente ofensivo de los rojiblancos. En el minuto 31, Lucas Ricoy tuvo en sus botas el tercer tanto, pero su disparo se estrelló en la madera.

Cuando tan solo quedaban cinco minutos del primer acto llegó la locura final de esta primera parte. Pues en el minuto 40 el colegiado anuló un tanto colchonero y, apenas dos minutos después, señaló un polémico penalti sobre Lucas Ricoy que se encargó de transformar Javier Currás. Con este resultado de 1-3 nos íbamos al descanso en un partido frenético, dominado por los atacantes atléticos, con un gran papel de sus carrileras, Corral y Vilán.

Título segunda parte

El segundo acto comenzó de la misma forma que terminó la primera mitad. El Atlético salió de vestuarios volcado en sentenciar el encuentro. Pues tan solo dos minutos después de que volviese a correr el esférico, Javier Boñar dispuso de una gran oportunidad de anotar. Sin embargo, su cabezazo se marchó desviado tras un gran envío de córner de Currás.

Los colchoneros siguieron apretando, con una Segoviana en la lona, los pupilos de Ortega y Torres comenzaron a tener la posesión y a encontrar huecos entre líneas. En el minuto 54 Javier Currás tuvo una gran ocasión, pero su disparo desde la frontal se marchó por poco desviado.

Sin embargo, la Gimnástica Segoviana tiró de orgullo. Pues cuando peor estaban, los locales encontraron el gol que les dio esperanza. El equipo aprovechó una perdida del rival para lanzar una magnífica contra que finalizó con Diego Rodrigo empujando a la red el esférico. De esta forma, los locales colocaban el 2-3 y metían presión a los colchoneros.

El Atlético lejos de amilanarse siguió buscando con ahínco el gol. Entre el minuto 66 y el 67 Pablo Barrios y Sergio Manzano lograron generar peligro en la meta rival. Sin embargo, sus respectivos disparos desde la frontal no terminaron en la red. Por su parte, el conjunto segoviano también trató de lograr el empate. De hecho Miguel Muñoz tuvo una gran oportunidad, sin embargo, Iturbe frustró sus opciones de anotar.

Poco a poco el partido comenzó a enturbiarse. El Atlético comenzó a matar el partido manteniendo la posesión e intentando que pasaran los minutos. Finalmente, cuando parecía que el partido terminaría con el 2-3 que reflejaba el electrónico, llegó el mejor tanto del partido.

Pues Sergio Manzano, que ya había gozado de alguna oportunidad, anotó un auténtico golazo en el minuto 92, después de recortar a un zaguero y colocar el balón en la escuadra con un potente disparo desde la frontal. De esta forma, el Atlético se lleva un encuentro frenético en Segovia donde gozó de muchas oportunidades. Los colchoneros acarician el título con los dedos, mientras que los segovianos continuan en su pelea por salir de la zona de descenso y, por tanto, salvar la categoría.