La tercera jornada de división de honor, traía de viaje a la Unión Adarve a las tierras extremeñas. El CD Badajoz, que hacía de local recibía en el Eusebio Bejarano al equipo madrileño, en su apuesta por puntuar en la categoría, hecho que pese al esfuerzo de los pupilos de Espejo, aún no se ha conseguido. Se trataba de un rival directo, pues ninguno de lso dos había puntuado aún, y a día de hoy, ocupaban la parte baja de la clasificación.

Por su parte los lobos, comandados por Borja Bardera han tenido un comienzo dificultoso, cayendo en Almendralejo en la primera jornada frente al Extremadura UD y con un empate en al segunda jornada ante la UD Santa Marta.

El partido estuvo muy igualado en la primera parte, ambos conjuntos no se decidían a arriesgar sin claridad y se mostraban prudentes a la espera de lograr una acción ofensiva que valiera sumar al marcador. Durante la primera mitad, el CD Badajoz consiguió elaborar algunas acciones de manera intermitente y centrando al área, que el equipo era incapaz de finalizar. En una de estas, ya casi llegados al final de la primera parte, Mario recibía un pase de Ramos y marcaba el 1-0 antes del descanso.

El descanso sentó bien a los madrileños, que salieron dispuestos a buscar el empate, que llegó poco después del inicio de la segunda parte. Ayuso lograba en el minuto 50 el gol del empate. La segunda parte se fraguó muy similar a la primera, sin grandes acciones y con ambos conjuntos prudentes y muy igualados

La próxima jornada, el CD Badajoz visitará Burgos CF a la espera de conseguir sus primeros puntos frente a otro rival directo que aún no ha puntuado en la liga. Por su parte la Unión Adarve recibirá al CD Leganés, que mantiene por el momento un promedio bastante irregular en la liga.

Foto: CD Badajoz