Mañana especial en el Cerro del Espino, en un partido que, por horario y por fecha, es poco habitual de ver. No tanto por el resultado. Pues Atlético de Madrid y Los Yébenes San Bruno se enfrentaban este miércoles a las 11:30 donde el favorito hizo su papel y el equipo visitante compitió de manera digna.

 

Bastaron tres minutos para saber que el partido pronto tendría un guion encaminado. Giuliano Simeone se alzó entre la maraña de defensas del equipo de Adrián Román (y de la niebla, presente en todo el encuentro) para cabecear al segundo palo y anotar el primer gol tras un córner. Gol tempranero que daba tranquilidad a un equipo que había acusado los inicios de partidos en estas últimas jornadas.

En el caso de Los Yébenes, su protagonista fue claro: Juan Carlos Sánchez. El guardameta estuvo a la altura del nivel ofrecido por Marcos Rubio estás últimas jornadas y cuajó una excelente actuación. Paradas de gran calidad y agigantándose bajo palos, sobre todo al inicio de partido. En gran parte por su nivel hoy, el equipo de Aluche salió menos mal parado de lo que podía.

Aunque, sin embargo, apareció Rafa Núñez y puso mayor ventaja en el marcador tras una asistencia de Ilias Kostis (que cuajó una gran actuación en defensa) y allanar el camino a la victoria (min.16).

Unos minutos más tarde, era el capitán del Atlético de Madrid, Alberto Moreno, quien ejecutaba el tercero a través de un penalti polémico decretado por el colegiado Enrique Bustos (min. 19). Las protestas del equipo visitante no se hicieron esperar, siendo amonestado el banquillo. Como decimos, bastante polémico y dudoso, que bien podía haber alterado el encuentro de no haberlo pitado.

En cualquier caso, el Atlético de Madrid se sintió muy cómodo en todo momento y no vio alterada la portería defendida por Antonio Celada. En especial, en una segunda parte marcada por un partido tan espeso como la niebla que poblaba el cielo de Majadahonda. Todo ello, marcado por un partido ya resuelto en el que ambos equipos compitieron sin comprometerse. Por destacar lo más relevante, una cesión algo polémica marcada por una confusión de Juan Carlos, que recibió un previo golpe en la mano.

Y, además, un gol de Diego Lorenzo, en el minuto 72, donde recibió en el área y regateó a Juan Carlos, para marcar a placer. Un gol importante para que el ariete luche por el Pichichi. Un partido entretenido y competido entre dos equipos que dejaron un buen papel antes de la segunda vuelta.