El C.D. Badajoz y el C.D. Móstoles U.R.J.C. se vieron las caras en los campos Iker Casillas en una octava jornada histórica del grupo 5 de la División de Honor de los juveniles. El sol relucía en una tarde de sábado tras una fría semana otoñal.

El conjunto madrileño afrontaba el encuentro con una irregularidad en los resultados bastante acentuada que le dejaba en la parte baja de la tabla, aunque salvándose de los puestos de descenso. El cuadro extremeño, por su parte, llegaba colista, con solo un punto en su haber y deseoso de conseguir la primera victoria en la categoría.

CD Móstoles URJC 0 – 1 CD Badajoz

Se adelantaron en el minuto 35 gracias a David Sánchez, con el 10 a la espalda, que consiguió transformar un penalti. Esta victoria supone algo histórico: la primera de los pacenses desde hace once años en División de Honor.

El partido comenzó muy caótico, sin que ninguno de los dos equipos se impusiera al otro. Había muchos balones largos perdidos, al igual, que imprecisiones en corto. Poco a poco el Badajoz fue dejando la iniciativa para el Móstoles URJC mientras esperaban en su campo para salir a la contra.

En varias de estas tuvieron las primeras ocasiones los blanquinegros, como una volea desde la frontal que atajó Gonzalo, portero mostoleño. También tuvieron un cabezazo al lateral de la red tras una jugada ensañada de córner y un buen centro.

El resultado final del partido fue de 0-1, favorable al Badajoz.

No fue hasta la media hora de juego que el Móstoles empezó a combinar y a enlazar pases hasta crear cierto peligro de gol cerca de la portería de Narváez. Su primer tiro fue en el minuto 32, después de una buena triangulación y una defensa pobre del Badajoz.

Un par de jugadas después llegaba el momento clave en los Iker Casillas: una falta lejana y lateral para el Badajoz la sacaba con intención de ponerla en el área, se quedaba algo corta, y Jesús peinaba el balón que le llegaba a Kanote. Éste recibía en el área con el defensa del Móstoles tarde, y el árbitro indicaba penalti.

Desde el gol encajado hasta el pitido del descanso, el Móstoles siguió controlando el partido en cuanto a posesión, pero sin crear peligro real.

Ya en la segunda mitad, el Móstoles URJC salió a morder, salió a por la victoria, creyendo en una posible remontada. Tuvo el control total de los segundos 45 minutos. De hecho, marcó gol en seguida con un remate de cabeza en el minuto 55, pero fue anulado por fuera de juego.

Las mejores ocasiones para los madrileños llegaron a balón parado, y con balones colgados al área. Fue entonces cuando Narváez comenzó a despuntar en el muy buen partido que acabó realizando: salidas de puños, atajos a la primera de tiros mostoleños, etc. Supo, además, transmitirle al partido y a su equipo la calma que necesitaba en determinadas ocasiones.

El partido finalizó con el sol puesto, y con una victoria muy importante y trabajada del Badajoz, a pesar de la cantidad de ocasiones que tuvo el Móstoles en la segunda parte: ni la suerte ni el buen trabajo defensivo extremeño los acompañó.

Declaraciones de Ángel Bermúdez, entrenador del Móstoles URJC:

 

Declaraciones de Germán Rojas, entrenador del CD Badajoz: