Este partido aplazado enfrentaba a dos equipos, Burgos y Santa Marta, en situaciones complejas de la tabla.

Burgos 2-0 Santa Marta

El Burgos mostró su superioridad desde los primeros compases del encuentro y saltó al terreno de juego con esquema de 4-4-2 frente a un Santa Marta dispuesto a dar pelea con su formación de 4-1-4-1 intentando ocupar el mayor espacio posible en medio campo para poder frenar la electricidad del ataque burgalés.

Nos encontramos con una primera parte en la que el conjunto local llevo la voz cantante del partido y con un Santa Marta que dejaba ver la calidad de sus jugadores y el margen de mejora que poseen. En la primera mitad del partido cabe destacar las acciones ofensivas que pusieron el peligro al conjunto visitante lideradas por el jugador burgalés Larry, que como bien dice su entrenador no hay nadie que más conozca los campos de Pallafria que él, y queda reflejado que se siente como en casa. De hecho, en la primera parte le anularon dos goles por fuera de juego y dispuso de varias ocasiones para abrir el marcador.

Con la ofensiva burgalesa y la buena defensa del conjunto de rojo llegamos al descanso con un 0-0.

Tras la reanudación del encuentro vimos un cambio en el esquema de los de Alejandro Robles que cambio su eje de la defensa para dar más apertura a sus laterales y planteo un 3-5-2 dejando a Toni (el dorsal 4) como pivote. Fue nombrado MVP del partido debido a su increíble lectura del partido y a su calidad de organizar el equipo a menudo poco valorada, ya que se encarga del «trabajo sucio». Pero que para el trascurso del partido fue vital.

Llegamos al minuto 23′ de la segunda parte y vimos el primer gol del partido por parte de Larry que ya vino avisando en la primera parte y deja claro que no perdona dos veces. Después de una buena combinación del equipo local supo controlar con el pecho y definir a placer dentro del área lo que puso el 1-0

El Santa Marta pese a su mejora defensiva en este partido no fue capaz de llevar iniciativa ofensiva y no pudieron frenar las jugadas ofensivas del conjunto blanquinegro.  Estos tras una contra de los visitantes fue capaz de poner el 2-0 en el marcador tras una salida premeditada del portero del Santa Marta y a través de Santi, Pichichi del Grupo (9 goles), puso el 2-0, en el minuto 40′ de la segunda parte.

Después esto Alejandro dio minutos a los menos habituales y el Santa Marta intentó sin encontrar suerte el gol de la honra, pero finalmente no llegó al marcador. De hecho, su mejor ocasión del partido llegó en los minutos de descuento.

Esta es la tercera victoria consecutiva del Burgos como local que les hace soñar con llegar lejos en este grupo y vemos cómo el equipo está en un momento dulce y está sabiendo explotar su calidad, pese al fatídico inicio de temporada.

Por otra parte, deja al Santa Marta muy tocado por una derrota más. Pero hemos visto como este equipo es capaz de defender serio y eso deja buenas sensaciones pese a la derrota.