El partido en el Alfonso San Casto enfrentaba a la UD Santa Marta contra todo un Real Valladolid, entrenado por Julio Baptista. Los locales llegaban a este partido con la ilusión de sacar algo positivo, pese a tener imposible la salvación ya. La derrota por 1-2 no supone gran cosa a nivel de posibilidades de salvación para los locales. Situación muy diferente para el Pucela, cuya victoria vuelve a acercarle al líder, la Cultural, en la tabla.

UD Santa Marta 1-2 Real Valladolid

El equipo de Jonatan Parra empezaba muy bien el choque ante los vallisoletanos. Así lo demostrarían marcando el primer gol. En una gran jugada local, Forli aprovecharía un balón dentro del área para superar a Aceves, el guardameta visitante.

Le tocaba reaccionar al Valladolid y no tardaría mucho en hacerlo. Apenas unos minutos después, Castri pondría el empate en el marcador con un gran gol, en el que Iker Arrúe no podría hacer nada. Tras el tanto que ponía las tablas en el luminoso, los visitantes querían lograr el segundo gol para ponerse por delante. Apunto estuvieron de encontrarlo por mediación de Canito, pero este disparó por encima de la portería.

Pasados los primeros 20 minutos, Jorge de Vicente la tendría desde fuera del área con una falta peligrosa. Sin embargo, Aceves lograría despejarla a córner. Poco después, los locales verían como el defensa Dani se retiraba lesionado. En su lugar entraría Aizcorbe.

Superada la media de hora de juego, el Valladolid iba a dar un paso más adelante. A partir de ese momento comenzaría a dominar el partido y a llegar las ocasiones. El Santa Marta, por otro lado, pudo salvar los muebles hasta el término del primer acto. A falta de dos minutos para que el árbitro pitase el descanso, Arroyo conseguiría consumar la remontada tras cazar un rechace dentro del área. El delantero, hasta ahora del Juvenil B, está aportando goles y se ha consolidado como el nueve del equipo mientras Slavy sigue cogiendo ritmo.

La segunda parte sería un reflejo de los últimos minutos de la primera. El conjunto vallisoletano seguiría dominando el encuentro con puño de hierro. Sin embargo, la UD Santa Marta no se dio por vencida. A los quince minutos de reiniciar el juego, Hachi la tendría para empatar el partido. Su tiro desde fuera del área podría en peligro la portería visitante, pero Aceves volvería a sacar una gran mano para despejarlo a saque de esquina. Un lanzamiento que los locales desaprovecharían posteriormente.

Pasaban los minutos en el San Casto y los pucelanos tenían controlado el choque. El marcador no se movió en toda la segunda mitad. El 1-2 logrado antes del descanso se convirtió en el resultado final.

El Real Valladolid logra así una importante victoria que le mantiene en la lucha por el liderato. Está solo un punto por detrás de la Cultural, actual líder, en la clasificación y con dos partidos disputados menos. Se mantiene la misma distancia que antes de disputar la jornada tras la victoria de los leoneses contra el Móstoles.