El segundo plato fuerte de la jornada del miércoles nos presentaba a dos equipos muy divertidos de ver. Así se mostraron durante el partido, refrendando el buen hacer de ambos equipos durante el transcurso del campeonato. Porque Villareal y Sevilla ofrecieron fútbol y un partido satisfactorio para el espectador. El submarino amarillo impuso su juego y los goles y se convirtió en el ganador de un partido que, a pesar del 3-0, el resultado no refleja un encuentro que tuvo una parte para cada equipo.

Todo tiene un principio, y en la primera parte fue el Villareal el claro dominador de esta. Y con eso le sirvió. Certero de cara a portería, con aplomo sobre el césped y un Baena que se movía como pez en el agua en zona de 3/4 de campo. Pero fue Fernando Niño el que abrió la lata en el minuto 14. Una buena internada de José Carlos por banda derecha, seguida de posterior pase al hueco que despejaba la defensa sevillista, aprovechando el rechace al segundo palo el ariete que anotó a placer.

El Villareal golpeaba primero pero eso no desanimaba a los de Alejandro Aceijo. Pero la efectividad en el último pase no llegaba. Aún así, Juan Andrés la tenía en el minuto 23 en una jugada de estrategia que no llegaba a culminar al segundo palo.

La ocasión podía haber cambiado el rumbo del partido, pero sólo dos minutos más tarde Baena aprovechaba un error de la defensa para recuperar el balón y ponerla a la escuadra del palo más cercano. Baena ponía el broche a una excelente primera parte, en sólo 25 minutos. Un auténtico dolor de muelas para la defensa rival.

Por parte de los sevillanos, Luis Miguel aportaba la electricidad y el regate. Su actividad no dejó de cesar durante el encuentro. Sin embargo, su descaro contrastaba con la falta de contundencia de los laterales cuando recibían balones largos a la espalda. Una tónica repetida a partir del minuto 30 hasta el descanso. El árbitro pitaba el descanso. Descanso que cambiaría por completo a los andaluces de cara a la segunda mitad.

La salida de vestuarios marcó un punto de inflexión para el Sevilla, como ya dijimos antes. Los visitantes salían enchufados y peleones y pronto empezarían a llegar las ocasiones. Zarzana realizaba un disparo cruzado en el minuto 63 que obligó a intervenir al guardameta Jorgensen. El rechace caía en Juan Andrés en el área chica pero le pegaba mal. En el minuto 69, Antonio la tenía desde el borde del área sin oposición tras un pase de Luís Miguel. Jorgensen volvía a intervenir con éxito.

El Villareal se mantenía con sus hombres detrás del medio campo. Sin embargo, no renunciaba a presionar, tratando de buscar la sentencia al partido con el tercer gol.

Pero el Sevilla seguía intentándolo. Luís Miguel lo intentaba de nuevo en el 86 pero se marchaba el disparo por arriba. Se acababa el tiempo y el Sevilla lo intentaba pero no culminaba con un gol que pusiese en aprietos al Villareal. Y los amarillos lo aprovecharon en el descuento con un gol de Arana aprovechando el rechace a placer tras una intervención de Alfonso.

El Villareal consigue su pase a la final. Esperará el Zaragoza el sábado 11 de mayo a las 12:00 para conseguir el campeonato.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here