Dos conjuntos que se jugaban cosas muy diferentes aterrizaban en Palencia para disputar un partido en el que no participaban solo dos equipos. Después de un sábado lleno de cuentas y cábalas que comprimían al máximo la parte de debajo de la clasificación, el CI Amistad era el único conjunto de los implicados en esta lucha que tenía un partido pendiente por salvación en la tarde del domingo. Cientos de ojos estaban pendientes de un choque en el que indirectamente eran partícipes seis escuadras: Getafe, Rayo Majadahonda, Aravaca, Adarve, Alcorcón y Diocesano se enfundaron la bufanda blanquiazul, esperando noticias positivas por todas las vías y conexiones posibles con territorio palentino. Por un momento, a las 17:00 todos los ojos del Grupo 5 de Juvenil División de Honor estaban puestos en el estadio Nueva Balastera.

El CI Amistad llegaba con una dinámica negativa de tres derrotas consecutivas y sin ganar desde el pasado 3 de marzo al CP Almendralejo. Tras haber perdido contra el Real Valladolid en el último partido en su feudo, los locales querían aferrarse a los buenos números que ostentaban en casa durante todo el año, siendo su estadio uno de los más complicados de la categoría. Si bien la última goleada contra el Adarve podía haber mermado el ánimo de sus chicos, Manuel Gañan, entrenador del Amistad, rápidamente se encargó de hacerles olvidar el precedente para afrontar este partido como una final.

Por su parte, el Leganés llegaba a la contienda ya salvado desde hace dos semanas, a pesar de su derrota hace siete días contra el Valladolid, con ganas de revancha tras conseguir un único punto en su último desplazamiento a tierras extremeñas, contra el Almendralejo. Lejos de Butarque, el balance que tenían los de Roberto Rodríguez era el de haber cosechado el mismo número de victorias en casa que a domicilio.

CI Amistad: Javi, Matheus, Marco, Manu, Selles, Gatuso, Cuéllar, Rubén, Campos, Edu, Pablo.

Leganés: Alfonso, Ángel, Siu, Aymane, Félix, Clave, Dani, Íker, Mario, Yerpes, Álvaro.

Entró mejor el conjunto local en el partido, cosa lógica debido a lo que había en juego. Empezaron a dominar a través de la posesión los amarillos, controlando el juego con combinaciones muy horizontales, sin buscar profundidad y prácticamente sin inquietar los dominios de Alfonso, portero del Leganés. De hecho, las primeras apariciones a este tramo del terreno de juego llegaron a balón parado. En este apartado, el arquero que ayer vestía de negro se mostró muy fiable durante todo el partido. La primera ocasión llegó a través de un centro, donde Cuéllar remató a portería obligando a Alfonso a realizar una buena intervención. Minutos más tarde, otro corner en el que un balón prolongado con la cabeza hacia el primer palo lo repelió este mismo de puños. El partido se vio interrumpido unos minutos porque en dicha jugada se produjo un golpe fortuito en la disputa del balón entre él y Selles.

El parón le vino bien al Leganés, que veía cómo se habían jugado 15 minutos en su campo, sin apenas proyectarse en ataque. A partir de aquí se entonó el cuadro pepinero, al cual le anularon un gol por posición antirreglamentaria, en un pase de Aymane a la espalda de la zaga palentina que encontró a Dani para correr al espacio, controlar y con el balón botando ponerlo suvamente por encima de la salida de Javi. Esto sirvió como toque de atención al Amistad, que estaba demasiado adelantado en su posicionamiento, quedando mucho partido por delante. Sin muchas más apariciones peligrosas llegaron ambos conjuntos al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el partido no alteró su dinámica en cuanto a juego. Lo que sí cambió con respecto al primer acto fue que el Leganés salió mejor tras la reanudación. Consecuencia de ello fue la invalidación de un segundo gol, en una buena combinación entre Íker y Clave, cuando en una pared entre ambos de tacón terminó con Íker delante de Javi, que definió cruzando el balón con la pierna izquierda por debajo de las piernas del arquero visitante. Tampoco subió este gol al marcador porque el línea levantó la bandera cuando los visitantes ya lo celebraban.

Se adueñaron del encuentro los madrileños, que conservaban el balón en su poder. Por su parte, el CI Amistad continuaba intentando aprovechar los balones parados como su arma fundamental, o buscando contraataques muy verticales aprovechando los espacios entre la línea defensiva y el portero del Leganés. Mediada la segunda parte, en el minuto 68, llegaba el éxtasis a la grada del Nueva Balastera, cuando en una salida de balón del Leganés, los jugadores más ofensivos amarillos interceptaron un balón, que quedó en disposición de ser jugado, y desde 25 metros Edu envió un disparo al marco visitante que pegó en la cruceta, se paseó por la portería, y entró tras golpear en el otro poste para inaugurar el marcador y firmar uno de los goles de la jornada. Con este resultado los locales se echaron inconscientemente hacia atrás por la inercia del partido, para lograr mantener la renta hasta el final del partido.

Esto no desesperó a los de azul y blanco, que siguieron insistiendo hasta que a falta de cuatro minutos para acabar encontraron premio a su insistencia, a través de las botas de Aymane, que realizó una buena jugada personal, zafándose de su marcador, y definió con un potente disparo al centro, con Javi vencido hacia un lado. El ambiente se congeló y, sin apenas tiempo para reaccionar, el Amistad, a quien el resultado no le valía prácticamente para nada, buscó la situación más habitual en este contexto de partido: recurrir al juego directo, colgando balones al área de Alfonso, que se mostró muy seguro en el juego aéreo durante todo el encuentro y no dio opción alguna a que entrar un segundo balón en su portería. La última llegada paralizó a los pepineros, que veían cómo un remate del recién ingresado Dani golpeó en el poste.

Este resultado le vale al CI Amistad para quedarse fuera de posiciones de descenso, únicamente a un solo punto del abismo, con un último partido de alta tensión por disputar contra el Getafe en la ciudad deportiva azulona. El Leganés, a su vez, volverá a hacer de juez en su partido de la semana que viene contra un Adarve que llega en peligro y quiere salir de la quema.

(Fotos: Marta Moras, El Norte de Castilla)

Declaraciones sobre el encuentro de Manuel Gañán (entrenador del CI Amistad):

Declaraciones sobre el encuentro de Manuel Gañán (parte 2):