El Aravaca llegaba a este partido de la jornada 17ª con la esperanza de una victoria que le metiese de lleno en la pelea por la permanencia. Solo había un problema, el rival. Un Rayo Majadahonda que en la ida le endosó una gran goleada al equipo dirigido por Óscar Martos. Sin embargo, había una gran diferencia, los arlequinados llegaban a este encuentro con la necesidad de ganar este encuentro, mientras que los de Alberto Álvarez visitaban el Antonio Sanfiz con el único objetivo de mantener esa tercera plaza que ocupan. Esa diferencia de motivación se notó en un partido de remontadas.

 

La primera parte empezó con el Aravaca metido en el campo del Rayo Majadahonda, que no sabía cómo meter mano a los locales. Tuvo varias ocasiones el Aravaca, pero no fue hasta el minuto 18, cuando Jaime Paterna, el central con alma de delantero, remataba a la red el esférico. Un gol muy importante que hacía justicia por lo que se estaba viendo sobre el césped del Antonio Sanfiz. Sin embargo, el Rayo Majadahonda, con mucha eficacia, en la primera ocasión de peligro que crearon la aprovecharon, poniendo así el empate. El realizador fue Morán que, tras varios rechaces, golpeó el balón, superando a Álvaro Bazaco.

 

Le entró el miedo al Aravaca y ante un rival como el Rayo Majadahonda, los errores se pegan caro. En el minuto 31, Marco, remontaba el encuentro con un gol precioso de volea. Algo escorado y con un remate fortísimo, Marco superó al portero arlequinado. Se le ponía difícil el partido a los locales, que veían cómo en dos ocasiones que tuvo el equipo contrario remontó un partido que tenía a favor el Aravaca.

 

Se iban acabando los primeros 45 minutos y pasó lo que nadie se podía esperar. Un equipo como el Aravaca, que llevaba 12 goles en 16 partidos, remontaba el partido, en solo dos minutos, en los dos últimos de la primera parte. Primero, el árbitro señaló la pena máxima para el Aravaca en el minuto 43. Fue Arthur el encargado de lanzar el penalti que, con sangre de acero y mucha calidad, lo tiró de “panenka” y empató el encuentro. Parecía que se iba a terminar el primer tiempo con empate, pero de nuevo Jaime, con el dorsal 11 a la espalda, marcaba para el Aravaca y remontaba el partido. Primera parte de infarto y con dos remontadas, una para cada equipo.

 

Tras el descanso y con 3-2 en el marcador, el encuentro se le puso de cara al Aravaca, después de que el colegiado señalase otro penalti para el equipo de Óscar Martos. De nuevo era Arthur el jugador que se dispuso a golpear el balón desde los once metros. Como no podía ser de otra manera, el 7 arlequinado, no perdonaba la ocasión de hacer doblete y poner distancia en el marcador.

 

Ambos equipos tuvieron un par de ocasiones claras de gol, pero no conseguían convertirlas. Sin embargo, Gabri, que salió desde el banquillo, consiguió poner la guinda del partido para el Aravaca marcando el definitivo 5-2. Gran gol llegando a rematar al segundo palo.

 

Partidazo entre dos grandes equipos. Ambos equipos acertaron prácticamente todas las ocasiones que tuvieron, pero el Aravaca estuvo mejor a lo largo del encuentro. Lo más destacado fueron las remontadas de ambos equipos. Con estos tres puntos, el Aravaca se coloca en la clasificación y con un partido clave ante el Villanovense en Extremadura.