Tarde fría y lluviosa en Alcorcón para hacer más desafiante este duelo entre el séptimo y el tercer clasificado de la DH5. Por un lado, los locales buscaban dar la sorpresa y cosechar una victoria que les colase en el Top 5. Dormir fuera del Play-Off del descenso era la meta del Trival mientras que la del Leganés era acercarse a las dos primeras plazas. A la vez, se presentaba un duelo de reivindicación. Los hombres de Rubén Pérez estaban sumergidos en una irregularidad de empates y derrotas mientras que los de David Bohega acumulaban tres empates seguidos. Santiago Guerrero y Daniel Ballesteros (‘Piri’)como bazas del Trival frente a Naim García en el bando contrario. La sorpresa en el once pepinero fue la ausencia de Rubén Torres. La batalla comenzó.

ALINEACIONES

Trival Valderas: Alejo, Guille, Aitor, Magan, Caro, Sala, Almendros, Piri, Chino, Santi y Rober.

Leganés: Javi Garrido, Álvaro, Lalo, Víctor, Expósito, Alberto Cruz, Naim, Kone, Piriti, Mario Alonso y Ben.

Festival de goles inicial

Los dos equipos aprovecharon las grietas de su rival. Por un lado,Piri se convirtió en dueño y señor de la banda derecha. El Leganés vivió un martirio en los primeros 15 minutos y eso lo aprovechó el Trival para ponerse por delante. Al principio, Guerrero perdonó, pero un centro por el costado lo ejecutó el propio Piri para inaugurar el marcador en el minuto 10. Los visitantes carecieron de tensión en los compases iniciales y Bohega lo recriminó constantemente.

Los locales seguían dominando, pero los visitantes se rebelaron ante la adversidad y fabricaron la remontada a raíz de la estrategia. En el minuto 23, Víctor Garrido cazó una falta lateral al área y con un testarazo puso el empate en el electrónico. La inercia pepinera continuaba. En esta ocasión, era el Trival quien sufría por el lado derecho y el Leganés le dio la vuelta al partido con otro centro por el mismo lateral que Naim finalizó con un zurdazo en el 27. En apenas cinco minutos, el partido cambió de dueño.

Si alguien pensaba que los hombres de Rubén Pérez iban a decaer, estaba muy equivocado. El equipo se rearmó y en el minuto 33, Chino devolvió la igualada al encuentro con un derechazo que la defensa no supo despejar. Otra vez, tablas en el marcador. El intercambio de golpes continuaba, especialmente por los carriles. Sin embargo, el partido llegó al descanso sin que el luminoso se moviese.

Samir aprovecha el mínimo error

La segunda parte arrancó con el Trival tomando la iniciativa del partido. Santi Guerrero no estuvo acertado en esta jornada al desechar otro remate en el área. El Leganés le robó el balón a su rival instantes después y descargó el juego por la banda de Naim. La tensión aumentó unos grados y las quejas arbitrales afloraron en La Canaleja.

En el minuto 72, el Leganés tuvo una oportunidad clarísima. Centro lateral de Naim y el remate de Mario Alonso se marchó rozando el palo. Acto seguido, Guerrero tuvo una enésimo disparo para marcar que no transformó. Tarde o temprano, alguien rompería la igualdad y ese fue el Trival.

Un balón en largo hacia la banda derecha propició un centro en el que Javi Garrido no midió bien. Samir recogió el esférico dentro del área escorado a la izquierda y marcó a puerta vacía el gol de la victoria. Locura en La Canaleja. Los locales estaban dando la sorpresa. El Leganés apretó en el descuento, pero no fue suficiente. Victoria del Trival Valderas por 3-2 que sueña con entrar en el Top 5 y un Leganés que observa el peligro de cerca.