El Rayo Vallecano recibía en casa al Atlético de Pinto tras su estreno en ante el Leganés, donde sufrió la primera derrota en un encuentro extraño, con poca calidad y desordenado para ambos conjuntos.

Y en casa no podía ser así. Igual que el sol salía en la tarde del domingo, el Rayo Vallecano comenzaba el partido fulgurante; tanto es así, que en el minuto 1, se adelantaba en el marcador en la primera ocasión sobre el área del Pinto. Dani paró el balón de primeras, pero Pita remataba a un lado de la portería, poniendo el 1-0 al marcador. El equipo se venía arriba, y los de Mista proseguían amenazar el área del Pinto con jugadas que concluían en disparos de Pita y Monroy.

Pese a conocer al rival, parecía que el planteamiento visitante se fue al traste con el gol en área defensiva. Pasado el primer cuarto de partido, los de Mario Otero se veían repuestos de la afrenta, y comenzaban a tocar tal y como habían preparado el partido durante la semana, pese a que remaban ahora a contracorriente. En torno al 18, Steven tenía varias internadas dentro del área, donde chocaba y disputaba con Aarón, el capitán rayista que no daba facilidades. El Atlético de Pinto empezaba a tenerla, Aarón buscaba desde la banda en sucesivas acciones ofensivas, a Steven primero, y después a Alfonso, centrando el balón para remate de estos. En el 25 Steven veía la tarjeta amarilla.

Tras el gol, el Rayo Vallecano dominó, pero después, el Pinto generó muchas situaciones de peligro, sin el acierto de finalizar de forma contundente y empatar el marcador. El equipo se había repuesto, y continuó con el partido como estaba planteado, incluso en algunos momentos demasiado cómodos, generando el rayo situaciones peligrosas que obligaron al repliegue inmediato del Pinto.

 

Poco antes del descanso en el 42, los rojillos perdían un balón en el centro del campo que derivaba en una transición ofensiva muy rápida del Rayo; Daniel Moreno disparaba desde el otro lado, y anotaba el 2-0 que bien suponía un jarro de agua fría para el visitante.

La segunda parte empezó bien para el Pinto, salió con las pilas cargadas, intenso y encarando bien encuentro, consciente de que la desventaja era clara, pero con los pies en la tierra, y sabedor de la labor que tenía que realizar, pese al mazazo que supuso el gol antes del descanso. A partir del minuto 60 el Pinto perdía el control del partido, con precipitaciones en la defensa y el centro del campo que el Rayo supo aprovechar.

Con pocas ocasiones en esta segunda mitad para los rojillos, el Rayo lanzaba en el 89, una falta que ponía el 3-0 en el marcador para las botas de Luis.

Con este resultado y este inicio amargo de liga, el Atlético de Pinto recibe la próxima jornada al CD Móstoles URJC, gran equipo al que se enfrentará, y que viene de vencer al Real Valladolid por 1-3. El Rayo Vallecano repite partido en casa y esta vez recibe al Atlético de Madrid que se sitúa en cabeza de la clasificación con dos victorias, frente al CD Badajoz y al CD Leganés.