En los corrillos que se realizan al habitual calentamiento previo al partido se escuchaba la frase que destacaba la importancia del partido. «¡Es una final! « exclamaba algún jugador a modo de arenga. No era para menos. Una nublada tarde de sábado nos deparaba un partido crucial para el devenir de ambos equipos. Un encuentro de esos que se marcan en rojo al principio de temporada. Unión Adarve y Móstoles. Móstoles y Unión Adarve. Duelo de equipos en descenso en Vereda de Ganapanes. Y un olor a tensión incluida que se podía apreciar antes del encuentro.

Con mucho pelotazo y falta de elaboración, los primeros minutos estaban marcados por las imprecisiones en ambos equipos. Con el Unión Adarve algo más metido, pronto empezaba su primer acercamiento. César se topaba con el larguero en una ocasión que todavía desconocemos si debió subir al marcador.

El partido mantenía la falta de fútbol y de criterio hasta que Hinojosa aprovechó la falta de organización de la zaga del Unión Adarve para plantarse mano a mano y definir de manera notable (min. 30). Con apenas ocasiones en el partido, los de Pablo Bueno supieron aprovechar la más clara del partido.

Tampoco desaprovecharon la segunda. Un gran centro de Ibra era cabeceado con fuerza por Sergio en el área pequeña (min. 39). La efectividad del Móstoles le hacía irse al descanso con ciertas garantías en el marcador.

Pero en la vuelta después de vestuarios no lo iba a poner fácil el equipo de Borja Bardera. Un penalti pitado por mano era aprovechado por Talavera, que aseguró desde los 11 metros (min. 6).

El empate llegaba en el minuto 20 con un disparo raso de Jaime de falta directa que daba en la barrera y despistaba al portero. Sin embargo, la réplica del Móstoles estuvo y no fue suficiente. Matesanz estaba siempre bien colocado y la fortuna se alió con los locales cuando un disparo de Gonza impactaba en el poste (min. 70).

El empate sirvió para que ambos equipos se sacudiesen el letargo y fuesen a por la victoria. Y en esas fue el Móstoles quien se llevó el gato al agua. Un gol de Ricardo en el descuento, aprovechando un rechace en el área chica, enganchaba de nuevo a la senda de la victoria a los mostoleños. El Unión Adarve, que realizó una meritoria segunda parte, veía como el partido se le iba en los instantes finales.

Pablo Bueno se lleva su primera victoria en División de Honor con el Móstoles y una inyección de confianza clave para el equipo. Más aún cuando la semana que viene afronta otro partido clave contra el Burgos en casa.

Unión Adarve, por su parte, afronta otro partido importante fuera de casa contra el Rayo Majadahonda.