La tercera jornada del subgrupo B de DH5 nos deparaba un vibrante enfrentamiento entre el Trival Valderas Alcorcón y el CD Móstoles URJC disputado en el Estadio la Canaleja. El partido se saldó con un empate a dos con el que ninguno de los dos conjuntos terminó demasiado contento. Al Móstoles se le escaparon los tres puntos en los minutos finales, mientras que el Trival, que apretó mucho en el segundo tiempo, no pudo transformar su superioridad en una victoria.

 

Mucha intensidad del Trival Valderas y CD Móstoles en el primer tiempo

Desde el comienzo los dos equipos mostraron una gran intensidad. El partido comenzó muy fuerte y las ocasiones no tardaron en llegar. En los primeros compases del partido, de nuevo como frente al Leganés, emergió la figura de Dani Vlad para salvar al CD Móstoles URJC. El portero realizó un par de notables intervenciones. Sin embargo, nada pudo hacer en el minuto 8’, cuando el jugador Luismi recogía un rechace dentro del área para marcar el primero a portería vacía. El Trival Valderas asestaba el primer golpe del partido.

El encuentro se desarrollaba muy rápido y los dos equipos se mostraron muy agresivos en los primeros minutos. Las ocasiones también llegaban para el CD Móstoles URJC. Primero con un disparo lejano de Alberto que salvaba con una gran estirada del arquero Alejo. Pero a la segunda llegaba el empate del Móstoles. Al igual que en el primer tanto del Trival, un balón impactaba en el palo y quedaba suelto en el área. En esta ocasión era Pablo quien lo recogía para lograr el empate. Poco les había durado la alegría a los locales. El Móstoles empataba en menos de cinco minutos.

El ritmo en el primer tiempo fue frenético. Tanto Trival Valderas como CD Móstoles URJC trataron de apretar al contrario muy arriba, dificultando mucho la salida de ambas zagas. Los dos equipos mostraron una gran actitud sobre el campo, tratando de desarrollar un juego muy vertical y agresivo. Así las cosas, las ocasiones seguían llegando para ambos conjuntos, pero en esta ocasión serían los visitantes los que se adelantarían. En el minuto 32’ se producía una falta en la frontal del área del Trival. Una ocasión que en División de Honor es medio gol. Y más si el encargado de botarla es un experto en este tipo de jugadas como Alberto García. Jugada ensayada para que Nando rematase de cabeza a placer para adelantar a los azulones. Por primera vez en lo que va de temporada el Móstoles se veía por delante del marcador.

En el segundo tiempo dominó el Trival

Llegábamos al descanso con victoria visitante, pero el Trival no se rendiría tan fácilmente. Los locales salieron con todo en la reanudación y superaron al CD Móstoles URJC en muchos tramos del segundo tiempo. A los chicos de Jesús Miranda les costaba mucho mantener la posesión y el Trival conseguía recuperar muy rápido. Los azulones solo consiguieron generar algún peligro cuando la defensa pudo conectar con Alberto García. El capitán fue capaz de batir líneas y conectar con los jugadores más adelantados. En especial con Pablo que se mostró muy activo en la búsqueda de contras.

Pasaban los minutos y el Trival continuaba dominando. Los locales tuvieron mucho más tiempo el balón en la segunda mitad, pero las ocasiones no terminaban de llegar. Rubén Pérez trató de dar en la tecla con un doble cambio que aportase frescura a los de Alcorcón en el último cuarto de campo. Sin embargo, la superioridad del Trival no acababa de traducirse en buenas ocasiones.

El CD Móstoles URJC resistía numantinamente y esperaba sellar los tres puntos en alguna contra. Dani Vlad se mostró muy seguro por arriba en todas las acciones a balón parado. Finalmente, cuando el partido ya agonizaba y parecía que los tres puntos viajaban a Móstoles llegaba el ansiado empate del Trival. El único desajuste defensivo que tuvieron los visitantes en el segundo tiempo, lo aprovechaba Eric para superar a Dani y lograr el empate. Los locales estaban motivados y se fueron con todo a por el tercero. Pero el partido finalizaba con empate a dos. Se le escapaba la primera victoria de la temporada al Móstoles en el último suspiro.