La cantera del Racing de Santander es una de las más importantes del norte de España. Se trata de uno de los clubes que más jugadores promociona de sus categorías inferiores al primer equipo. Como nos comenta el entrenador del Juvenil DH Sergio Matabuena sobre la política del club: ” el objetivo es desarrollar a los jugadores para que algún día puedan jugar en el primer equipo. Tener siempre el foco en cada jugador individualmente para que algún día el primer equipo pueda contar con ellos”. Y como no podía ser de otro modo en este caso, se trata, por tanto, de uno de los equipos más fuertes del grupo 1 de División de Honor temporada tras temporada.

El DH1 es un grupo muy competitivo en el que se encuentran equipos históricos como el Celta de Vigo, el Deportivo de la Coruña, el Lugo, el Sporting de Gijón o el Real Oviedo. Pese a la competencia, el Racing de Santander acostumbra a ocupar la parte de la clasificación cada año. De las últimas temporadas tan sólo en la 2016/17 quedó fuera del top 4 del grupo. Este año en Santander sueñan con repetir la hazaña de la temporada 2015/16. En dicha campaña el Racing acababa la temporada como campeón del grupo 1 de División de Honor.

Las dificultades de la temporada

Pero la actual temporada es una temporada atípica. Cada grupo ha quedado dividido en dos subgrupos. El Racing de Santander ha quedado encuadrado en el subgrupo A del DH1, con otros conjuntos de Cantabria y Asturias. Sobre esta particularidad Sergio Matabuena nos expresa que “no sé si nos puede favorecer o no, pero nos adaptamos. Pienso que de alguna manera nos puede ayudar con el hecho de que en el equipo hay muchos chicos que son de segundo año y no habían jugado en División de Honor y de este modo tienen más tiempo para coger ritmo de juego y hacerse a la competición. Podría ayudarnos para seguir creciendo y si pasamos a la siguiente fase tener mayor ritmo”.

Como club con una fuerte apuesta por el fútbol base, es habitual que jugadores en edad juvenil ya formen parte de las plantillas del Rayo Cantabria o del primer equipo del Racing de Santander. Son los casos de jugadores como Jorrín, Dani González o Pablo Torre. Esto puede acabar resintiendo al Juvenil DH del Racing. Además, el equipo ha sufrido bajas delicadas. Sergio Matabuena analiza cómo pueden suplir estas ausencias con gente de la casa: “el equipo este año es muy joven. Muchos jugadores esta temporada son juveniles de segundo o primer año. Hay pocos de tercer año. Pero trabajando mucho en ellos y formándoles”.

La importancia del colectivo

Un equipo construido sobre las bases del trabajo duro y el trabajo en equipo. De los seis goles anotados por el Racing de Santander en lo que va de campaña uno ha sido en propia puerta y los cinco restantes los han anotado cinco jugadores diferentes. En un equipo que ha perdido algunas de sus piezas de ataque más importantes, Dani González y Pablo Torre, parece que lo colectivo primará sobre lo individual. De esta manera lo expresa el entrenador Sergio Matabuena: “lo que hacemos es potenciar el colectivo, como equipo, sin olvidar el desarrollo individual dentro de ese colectivo. Al final yo siempre les digo a los jugadores que los goles no son solo responsabilidad del delantero, sino que lo son de todos los demás. Es un ejemplo que potencia la idea”.

La construcción del juego desde lo colectivo, no debe obviar la presencia de grandes talentos en el equipo. Jugadores como el central Mario Bastante, el medio Mario Argos o el atacante Izan, entre otros. Y de momento no les está yendo nada mal. El Racing de Santander ha empezado con buen tino la temporada. Dos victorias en los dos primeros partidos del subgrupo B DH1. Los racinguistas comenzaron la campaña con una contundente victoria a domicilio por 1-4 ante el Avilés, mientras que en su debut como locales se impusieron por 2-0 al Arenal CD. El buen arranque de los jugadores dirigidos por Sergio Matabuena, sumado a los pinchazos cosechados por el Sporting Gijón, convierten, ahora mismo, al Racing de Santander como principal candidato a hacerse con el subgrupo B de DH1.

Así explica Sergio Matabuena las sensaciones dejadas por el equipo en este arranque de competición: “las sensaciones son muy buenas. La pretemporada no fue del todo buena en cuanto a resultados (…). Pero el trabajo de los chicos y la actitud tan buena que han tenido durante la pretemporada ha hecho que comencemos estos dos partidos muy bien. Sobre todo, por la actitud y el trabajo. No solo en los partidos, también en cada día de entrenamiento. Y nos hace mirar al futuro con optimismo”.

Foto: Racing de Santander