Seguimos recordando la hazaña cosechada la temporada pasada por el CD Móstoles. En el aniversario del club en División de Honor se ha querido sumar a rememorar el éxito Sergio García. Un jugador muy importante durante aquella temporada para alcanzar el ascenso y que ha seguido siendo vital para el Móstoles en la máxima categoría juvenil.

¿Cómo estáis llevando el confinamiento? ¿Ha habido algún plan de ejercicios desde el cuerpo técnico para intentar mantener la forma en este tiempo?

Si, a principios de la cuarentena nos mandó Arturo, que es el preparador físico, un planning específico. A partir de ahí hemos estado haciéndolo semana tras semana y día tras día los ejercicios que tocaban.

Un año de aquel ascenso a División de Honor, quería preguntarte ¿qué sentiste en el momento que pitó el árbitro el final de aquel partido que os permitió ascender?

Fue una sensación de felicidad haber conseguido un ascenso histórico porque para el club era la primera vez que ascendía a División de Honor. Teníamos esa sensación de alegría y lo expresamos todos en el campo saltando, gritando y cantando.

Después de un año entero entrenando día tras día a las cuatro de la tarde con calor, con frío, recién llegados de comer y salir del instituto. Fue un esfuerzo muy grande, sin duda,  que se vio recompensado en el ascenso.

¿Desde que iniciasteis la pretemporada en agosto teníais ya la idea de conseguir el ascenso o surgió según pasaban las jornadas?

A nosotros Juanma, cuando nos reúne a todos, nos dijo que el objetivo era luchar por el ascenso porque teníamos muy buen equipo, algo que se vio durante la temporada. Así que, desde el primer día entrenamos y luchamos para alcanzar ese ascenso.

En cuanto a la plantilla que consiguió ascender a División de Honor, ¿qué valor o característica destacas del conjunto del equipo?

Yo caracterizo al equipo por la lucha y la entrega de todos. Ya podíamos ser técnicamente peores que otros equipos que nuestra lucha no faltaba en cada partido. Esa era la esencia de esa plantilla.

Ahora que ya has competido en la categoría, echas la vista atrás a ese ascenso y ¿lo valoras aún más después de haber visto lo difícil que es estar en la máxima categoría del fútbol base?

Está claro que jugar en División de Honor que es la máxima categoría del fútbol juvenil nos hace conscientes de ver lo que hemos conseguido y lo que cuesta llegar hasta aquí. No te regalan nada en esta división, un simple error te cuesta un gol en contra.

En cuanto a Sergio García, ¿cuándo llega a Móstoles y que crees que hace diferente al club del resto de la categoría?

Yo cuando hablo con Juanma la primera vez me deja las cosas claras encima de la mesa, es decir, por lo que vamos a optar y lo que quería conseguir. A mi eso me llamó la atención por el hecho de probar cosas distintas. Yo venía de jugar el año anterior con el Alcorcón en Autonómica, de ser todos de primer año y con un tipo de fútbol totalmente distinto al que jugaríamos en Móstoles. Y, por ese hecho, me gustó tanto la idea de Juanma por probar otro estilo de fútbol diferente.

Comienza esta nueva aventura por la División de Honor y ¿qué se habla en el vestuario? ¿Alguna consigna marcada? ¿Competir, disfrutar, algún objetivo en concreto?

Lo primero era disfrutar de la categoría. Por suerte o por desgracia es algo que no ocurre todos los años. Así que con la palabra disfrutar en mente salíamos todos los partidos a luchar y dejarnos la piel. Partido tras partido no podíamos darnos por vencidos porque ningún equipo podría ser superior a nosotros a pesar de la experiencia que tuvieran en la categoría.

Una temporada complicada por el nivel que hay en este grupo. No se comenzó de la mejor manera, pero a raíz de la llegada de Pablo Bueno el equipo logra una buena dinámica que le hace respirar e incluso salir de los puestos de descenso. ¿Cómo vivisteis desde dentro los jugadores ese cambio de Juanma Aránguez, quien había sido vuestro guía en la consecución del ascenso, a Pablo Bueno?

Un cambio en el equipo a mitad de temporada con los resultados que llevábamos a lo mejor en el equipo afectó en el sentido de que ya teníamos la base hecha. Pero es cierto que los cambios no siempre son malos. En este caso, nos vino bien la llegada de Pablo, aire nuevo en el equipo y durante las primeras seis jornadas, salvo en uno, puntuamos en el resto de partido, incluso, se escapó la victoria en alguno de ellos en los últimos minutos.

En cuanto al estilo de juego ¿hubo alguna diferencia de Juanma a Pablo?

No, la verdad que yo les veo dos entrenadores muy similares, con el mismo carácter. Ese gen luchador, ir a cada duelo y cada disputa, así que en ese aspecto no noté la diferencia.

En la última jornada que se disputó, el Móstoles se hallaba en descenso, pero a tan solo dos puntos de la permanencia. ¿Teníais la sensación de manteneros otra temporada en División de Honor?

Si, nosotros confiábamos y seguimos confiando en que el Móstoles no va a descender, quitando las circunstancias en las que estamos, siempre hemos confiado en salir de ahí. Desde el vestuario notábamos que ningún equipo había sido muy superior al Móstoles en los partidos. A lo mejor los encuentros se definían por ciertos errores que cometíamos nosotros, pero no ha habido ningún equipo que dijeras: “Este equipo ha sido muy superior a nosotros”.

 La Federación planteó hace pocos días la medida de que no hubiese descensos en varias categorías, entre ellas la División de Honor. Sería una buena noticia para el club porque mantiene otro año en la categoría, pero objetivamente, ¿cómo ves la medida?

Está claro que, que no descienda ningún equipo de la categoría al Móstoles le beneficia, otro año más en División de Honor colocaría al club en muy buena posición.

Yo, personalmente, lo veo complicado en el sentido de cómo se va a reanudar todo y cuándo. Entonces, yo bajo mi punto de vista, lo suyo sería entre los cuatro o cinco equipos implicados en el descenso jugárnoslo y quien gane se mantiene y quien pierda desciende

Y ya para terminar, ¿quieres mandar un mensaje de ánimo y de apoyo tanto a la afición mostoleña como seguidor de la División de Honor?

A pesar de que estemos todos en casa y llevándolo de la mejor manera posible, yo apoyo e invito a que todos se queden en casa. Los que están saliendo, sanitarios, cuerpos de seguridad, etc. están haciendo su trabajo y hay que apoyarlos. Al final todo esto volverá a la normalidad y saldremos todos juntos adelante.