La noticia que tantos clubes del fútbol español estaban esperando llegó. La RFFM confirmaba el pasado 14 de mayo lo que haya había dicho la RFEF. El fútbol no profesional se daba por terminado, no se practicarían descensos y sí ascensos en función de la clasificación que hubiese hasta el parón. Por tanto, uno de los clubes beneficiados por esta propuesta ha sido el Trival Valderas. El club de Alcorcón vuelve así seis años después a la máxima categoría del fútbol base. Rubén Pérez, primer entrenador del juvenil A, nos permite, de primera mano, conocer la temporada del Trival Valderas en la categoría Nacional y qué ha supuesto esta noticia en el club.

Pregunta: ¿Cómo habéis acogido la noticia que os ha concedido ese ascenso a División de Honor?

Respuesta: Como es obvio con mucha alegría y muy satisfechos. Al final son muchos meses de trabajo, aunque en la situación en la que estábamos no sabíamos cual podía ser la resolución. Nosotros estábamos convencidos de que ese iba a ser el resultado final porque creemos que era lo más justo, ya que hemos estado en más del 90% de la temporada en puestos de ascenso.

P: Al inicio de la temporada ¿el objetivo que se marca el equipo era el ascenso?

R: Cuando empieza la temporada somos un equipo recién ascendido a Nacional porque el año anterior subimos desde Autonómica. A partir ahí, de nosotros no somos de plantearnos objetivos a final de temporada, no es nuestra filosofía. También soy un entrenador que lleva muchos años en el Trival Valderas y, a diferencia de otros clubes, no tienes esa exigencia por parte del club de: “el objetivo es ascender” o “el objetivo es mantenerse”.

Al empezar la pretemporada con muchos jugadores que llevan ya tiempo en el club y conocen la metodología de trabajo y de juego se hace más fácil. Empezamos ganando los partidos de pretemporada y las primeras jornadas de liga con bastante solvencia. A medida que pasan las semanas te das cuenta de que puedes estar ahí arriba.

P: ¿Cómo se ha desarrollado la temporada en el terreno de juego para el Trival Valderas en Nacional?

R: Empezamos con un nivel muy potente. Victorias contundentes contra el Alcalá y el Alcobendas y eso nos hizo marcar un poco las diferencias. Iniciamos con mayor rodaje que otros rivales y nos dimos cuenta de que las posibilidades eran reales. Aún así, no nos obsesionamos con ello y el discurso en el vestuario seguía siendo el mismo. Nos marcábamos pequeños objetivos y el primero de ellos era conseguir los puntos suficientes para la permanencia. Y esa ha sido un poco la tónica de la temporada. Aunque parezca un tópico porque lo diga Simeone es la verdad, nos centrábamos en el “partido a partido” para alcanzar nuestros objetivos.

P: En cuanto a la plantilla, varios jugadores han conseguido debutar con el primer equipo en 3ª e, incluso, alguno se ha hecho indispensable para ellos. También habéis contado con el máximo goleador de la categoría. ¿Cómo describirías el nivel de la plantilla de este Rival Valderas?

R: Es una plantilla que cuenta con un alto porcentaje de jugadores que ya llevan unos años en el club. A lo mejor unos nueve o diez jugadores llevan en la casa desde benjamines o alevines. Entonces, son jugadores que están muy integrados, ya los conocemos, han ido promocionando todos los años y se han destacado sus figuras. Eso ha hecho que su nivel individual haya crecido hasta el punto de poder debutar con el primer equipo en 3ª División.

Hay que destacar que cuando planificas una temporada, te quedas con los jugadores que crees necesarios, pero siempre hay una columna vertebral que sabes que van a jugar más minutos. En concreto Santi, que era un jugador del mediocampo, que movía prácticamente al equipo, al mes y medio de empezar subió a entrenar con el primer equipo y, al final, se hizo titular indiscutible. Esto hizo que recompusiéramos el equipo y otros jugadores tuvieran que coger más peso.

Luego Kosty ha sido el máximo goleador de la categoría. Un chico que lleva muchos años en el club y que el año pasado también metió más de 20 goles en Autonómica. Al ser de tercer año veíamos que la proyección numérica estaría en torno a esas cifras. Por tanto, una plantilla con un gran nivel.

P: Escuchas División de Honor y ¿qué se te pasa por la mente? ¿Cómo crees que es de importante para el club?

R: Nosotros somos un club que llevamos muchos años trabajando de una manera muy profesional, pero sin renunciar a nuestras raíces. El Trival Valderas es un equipo de barrio, no somos el primer equipo del municipio, ya que está el Alcorcón. Al no contar con tantos recursos económicos como otros equipos, sabíamos que nuestro crecimiento tenía que ser desde la metodología y el trabajo.

Tener el equipo en División de Honor ha sido un objetivo que se tenía en mente porque se viene trabajando bien desde la última vez que estuvo hace seis años. Así que esta oportunidad se ha acogido con mucha ilusión, pero tampoco nos extraña que el club lo haya conseguido porque es la recompensa al trabajo de los últimos años. Llevo seis años en la categoría juvenil y este ha sido mi quinto ascenso. Por tanto, el crecimiento del club en este aspecto tiene gran mérito.

P: ¿Qué expectativas hay de cara a la temporada que viene y ese debut en División de Honor?

R: Nosotros no vamos a renunciar a nuestro mensaje de ir poco a poco. Si desde fuera esta temporada se decía que el objetivo era el ascenso, la próxima temporada será la permanencia. Mantener la categoría es una obviedad. Pero nosotros tenemos que trabajar diariamente con humildad y según se sucedan las jornadas iremos viendo. Lógicamente, sería muy bonito mantenernos, pero todavía es una incógnita como se reestructurará la categoría y veremos cual es nivel de dificultad que habrá.

Foto: Trival Valderas