Llegaba le día, el día elegido, llegaba la FINAL de la UEFA Youth League 2019-2020 que enfrentaba en el Colovray Stadium de Nyon al Benfica con el Real Madrid CF. Día histórico para el juvenil merengue que es la primera vez que alcanzaba la final de la máxima competición juvenil europea. Una defensa inamovible, Gutiérrez, Chust, Ramón y Santos elegida para escoltar la portería de Luis López que dirigía desde la meta, precedía a un centro del campo con Antonio Blanco, Ivan Morante y Arribas y una línea de ataque con Dotor, Marvin Park y Pablo Rodriguez.

El Benfica por su parte sacaba una línea de cuatro con Ferreira, Araujo, Morato y Filipe Cruz; Tiago, Dantas y Herique Araujo y Embalo, Tiago y Gonçcalo Ramos.

Empezaba el partido como era de esperar, potente iniciativa del conjunto Luso, que jugaba con un doble “9”, Ramos y Araújo para amenazar la portería de Luis Lopez.

A pesar de la amenaza del glorioso, no tardaba Arribas en combinar con su compañero Pablo Rodríguez en el inicio del partido y que por muy poco conseguía ser abortado por Tomas Araujo.

Solo diez minutos sumaba el crono del partido y parecía que el conjunto portugués quería el control. Las oportunidades del conjunto merengue se transformaban a través de las contras sobre la portería de Kokubo y mantenían a raya a los lusos. Los de Raúl González sabían como hacer daño y lo demostraban desde los primeros minutos del partido.

Se resistían los lisboetas con un disparo desde fuera del área de Úmaro Embaló que se iba fuera. Kokubo también se hacía notar con una gran intervención en torno al ecuador de la primera parte que ya daba muestras de la dificultad de batir al guardameta nipón.

Llegaba el primero tanto del Madrid en el minuto 25 con un centro de Sergio Arribas que le pedía el balón a Marvin Park en el saque de banda y que remataba en el área Pablo Rodríguez de cabeza. Kokubo apenas la veía y el gol subía al marcador 0-1. Se le ponían de cara las cosas al conjunto merengue que para su desgracia veía necesario el cambio del autor del gol, Pablo Rodríguez. Inesperadamente y tras el tanto del ariete blanco se veía obligado a retirarse del terreno de juego con molestias en la pierna tras abrir el melón del marcador para su equipo.

Se trastabillaba el partido para el conjunto luso a finales de la primera parte y se complicaba aún mas para contrarrestar la solidez defensiva de los blancos. En los últimos compases de este primer tiempo, Marvin robaba un balón en el centro del campo. Un pase largo lo prolongaba con astucia Sergio Arribas y con gran sentido de la temporización aguantaba el intento de intervención de Morato, que superado por el 22 merengue no podía evitar su remate a portería que tocaba la pierna de Herique Jocu y alcanzaba vistosamente la red de la portería de Kokubo. El gol en propia puerta ponía el 0-2 en el marcador de Nyon y lastraba aún más la situación para los chicos de Luis Castro.

Como era de esperar, el Benfica debía salir con todo y a por todo en la segunda parte. No se demoraban mucho las acciones ofensivas y los goles, y es que en el 49 Gonçalo Ramos recortaba distancias en el marcador para tensar el partido y al propio Real Madrid.

La respuesta madridista no se hacía esperar. Un centro de Marvin al que no llegaba Arribas, lo alcanzaba Miguel Gutiérrez un poco escorado remataba dentro del área para volver a resolver el partido para su equipo con un gol en el que ponía el 1-3.

La segunda parte explotaba en intensidad y acusaba el cansancio y la tensión del Madrid que con un partido mas a sus espaldas y el paso de los minutos veía como el juego aéreo volvía a recortar distancias en la mente de Gonçalo Ramos, que no cesaba en perseguir para igualar con un segundo gol de cabeza que subía al marcador de Nyon con el 2-3 en el 57.

El Real Madrid necesitó consumir todos sus cambios en el 73 dando entrada a Aranda y a Peter. En los últimos compases del encuentro, incluidos los 7 de descuento, el conjunto merengue replegó su posición para ofrecer una férrea defensa al conjunto luso y defender un resultado cómodo que bien valía una UEFA Youth League. Lo siguió intentado durante el resto del partido, temporizando y aprovechando las contras que creaban los merengues, buscando a Arribas cerca de la portería de Kokubo, y concentrados en deshacer las acometidas portuguesas.

En le 94 Luis López volvía a salvar un remate de Gonçalo Ramos y la replica de Henrique Araujo. Una tercera embestida golpeaba el larguero con gran agonía para el conjunto blanco.

Sin más tiempo de partido el colegiado inglés Chris Kavanagh indicaba el final y el Real Madrid de Raúl González y Dani Poyatos se proclamaba finalmente Campeón de la UEFA Youth League por primera vez en su historia.

¡Enhorabuena a los Campeones!