El Getafe finalizó el pasado curso en quinto lugar en el grupo 5 de la División de Honor, tras los dos gigantes (Real Madrid y Atlético de Madrid), Real Valladolid y Rayo Vallecano, estableciéndose en la zona alta de la clasificación y codeándose con los grandes nombres de la DH5.

El plantel entrenado por José Luis Mariblanca, “Gary”, venía de un año duro, con una tabla muy apretada por abajo y con una salvación que no se confirmó hasta las últimas fechas. El equipo necesitaba dar un paso adelante, y se dio. Aunque costó carburar la maquinaría. En las tres primeras jornadas, el conjunto azulón no consiguió ningún punto, cayendo contra Rayo Majadahonda, Real Madrid y Extremadura. Un inicio complicado, que sería la antesala de una gran racha de buenos resultados.

La gran racha del Getafe

Entre las jornadas cuatro y siete, el cuadro del sur de Madrid consiguió cuatro victorias consecutivas, algunas de mucho mérito. El primer triunfo fue frente al Santa Marta Tormes, que venía de dos victorias y un empate. Además, venció en el derbi contra el Leganés y se llevó el partido en casa del Rayo Vallecano. La buena dinámica del Getafe solo fue frenada por el Atlético de Madrid, ya que venció cinco de seis partidos. Este pico es imprescindible para entender la temporada azulona, ya que una racha así en esta categoría es fundamental para asentarse en la tabla.

El final de la primera vuelta coincidió con su punto más alto, llegando a ser terceros en la jornada trece, tras una victoria frente al Aravaca (2-1). A partir de este momento, el quinto lugar sería el más habitual para el Getafe, encadenando resultados negativos y positivos. Siempre estuvo cerca del Rayo Vallecano, acabando la liga a solo un punto del conjunto de Vallecas. Tras cuatro partidos sin conocer la victoria, cerró la liga de forma apresurada con un triunfo visitante contra el Unión Adarve.

Juego combinativo y de calidad

Quien sabe lo que hubiese sido del Getafe si se finaliza la liga, ya que era un equipo muy vistoso. En un grupo como el DH5, es destacable su juego asociativo, con un fútbol de calidad y de posesión, siempre queriendo llevar la iniciativa. La elaboración en tres/cuartos de campo fue uno de los pilares de esta plantilla. En ella, resaltamos el nombre de Álex Herrero, cuyas actuaciones a lo largo de la liga fueron sobresalientes, destapándose como uno de los porteros más relevantes. Además, Seo y Mamor han sido otros futbolistas que han hecho al Getafe ser quinto. Dos jugadores que han aportado muchos goles y fútbol a este equipo.

Lo cierto es que el equipo de Gary dio un salto de nivel con respecto a la anterior campaña, situando en la zona tranquila de la tabla y cerrando un notable curso. Este año esperan seguir evolucionando. Inician la liga en el campo del Trival Valderas Alcorcón, en el grupo 5B. Sus grandes rivales serán el Real Valladolid, el Alcorcón y, como no, el vecino Leganés. Volveremos a vivir el derbi esta campaña, concretamente en las jornadas nueve y dieciocho, siendo la última fecha un duelo trepidante. Muchas incógnitas en este grupo, que garantiza emociones. Agárrense que vienen curvas.