El CD Ebro es uno de los equipos revelación de este inicio en División de Honor. Suman cuatro victorias en cinco partidos, siendo líderes en el grupo 3B. Su segundo entrenador y coordinador del fútbol 11 del club, Óscar Puig, nos ha atendido para hablar del equipo, de la formación de sus jugadores y sobre los rivales en la cantera del fútbol de Aragón.

«El objetivo real siempre será la salvación»

Pregunta: Empezando por lo más actual, ¿qué tal se plantea el partido del fin de semana contra el Real Zaragoza?

Respuesta: Es el partido más complicado de la liga para nosotros. Por las dimensiones del campo de césped natural y por el rival, que es el claro favorito para ser campeón del subgrupo. Además, ellos tienen a los mejores jugadores de Aragón. Nosotros vamos a intentar hacer nuestro partido y llevarnos la victoria.

P: Con la racha del equipo [cuatro victorias en cinco partidos], ¿cómo estáis viviendo ese liderato?

R: Lo cierto es que estamos en un gran momento en este tramo de la temporada. Los chicos están muy ilusionados, ya que es un empujón más estar arriba. A ver si podemos prolongar esta racha y seguir así. Lo más importante es llegar a los puntos necesarios para obtener la salvación, que es nuestro objetivo.

P: ¿Es realmente el objetivo la salvación o, tal y como estáis viendo la temporada, creéis que podéis acceder a la Segunda Fase y pelear por otros propósitos?

R: El objetivo real siempre será la salvación. Después ya lo que tenga que venir, bienvenido sea. Es importante que los chicos se quiten ese miedo de perder la categoría. Estamos enfocados en lograr lo antes posible los puntos necesarios para la permanencia y entrar en la Segunda Fase sin ningún tipo de presión.

«El CD Ebro ha crecido mucho en los últimos cuatro años»

P: ¿Cómo valoráis en el cuerpo técnico el hecho de no recibir apenas goles? Solo habéis encajado dos [frente al Stadium Casablanca] y ya son cuatro porterías a cero, siendo una de las claves de la temporada.

R: Nosotros sabíamos que, en esta categoría, que es la más fuerte del fútbol base, y con equipos que tienen todos grandes jugadores, la defensa se tiene que hacer en bloque. No solamente partiendo desde la defensa o el portero. Los once que estén jugando tienen que ser once defensas en todo momento. Nadie se puede descolgar ni quedarse por delante del balón. También es importante hacer transiciones rápidas, tanto defensivas como ofensivas.

P: Especialmente porque hay equipos que también plantean partidos a pocos goles y resultados ajustados, ¿no?

R: En esta liga con el formato tan corto, cada partido es una final. Con cada gol te aferras a ese resultado. Es complicado, pero nosotros lo estamos consiguiendo mantener. La meta será llegar lo más pronto posible a la puntuación que nos evite tener problemas después.

P: Hablando más del club, ¿cómo es el Club Deportivo Ebro?

R: El CD Ebro ha crecido mucho en los últimos cuatro años, desde que entró la Dirección Deportiva de Fútbol Base de Daniel Navarro. En el fútbol base es donde más hemos notado ese cambio. En todos los equipos estamos en la máxima categoría, consiguiendo este año el ascenso de los otros dos juveniles. Todo esto nos lleva a confeccionar plantillas más fuertes. Además, solemos estar entre los cuatro primeros en todas las categorías.

«Desde la coordinación, lo principal es la formación de jugadores»

P: ¿Cómo es ese trabajo de formación en el club?

R: La idea es trabajar en subir a jugadores al filial y al primer equipo. Varios futbolistas han pasado a Tercera División y uno está en el filial. El objetivo es que pasen más chicos a esa plantilla. Alguno incluso ha debutado en la Copa Federación con el primer equipo. Cuantos más jugadores lleguen, mejor.

P: Eres el segundo entrenador del División de Honor, pero además ocupas el cargo de Coordinador del Fútbol 11 del club. ¿Cómo es ese puesto?

R: La función principal es la de formar jugadores. Después es la de crear buenas plantillas en «los equipos A» para que compitan en las máximas categorías. Todo encauzado para intentar ser el segundo equipo de Aragón, estando lo más cerca posible del Zaragoza, sabiendo que nunca vas a poder llegar.

P: En ese segundo puesto de Aragón, habrá que desbancar a otros equipos fuertes como el caso del Huesca, ¿no?

R: El Huesca tiene un formato similar a nosotros, con el juvenil en División de Honor. El Casablanca hace un gran trabajo, pero solo llega a juveniles, sin tener categoría senior. Estos dos son los únicos que también tiene División de Honor, Liga Nacional y Preferente. Los tres somos los que optamos a posicionarnos segundos.

«El planteamiento depende mucho del rival»

P: Con respecto al División de Honor, ¿qué supuso ese ascenso en la temporada 2018/19?

R: El ascenso se produce por la retirada del Reus. Subimos nosotros al tener el mejor coeficiente de la Liga Nacional de Cataluña, Islas Baleares y Aragón. Quedamos segundos por detrás del Huesca y surgió esa posibilidad. Fue una campaña complicada, ya que el equipo se tuvo que hacer deprisa y corriendo. El año pasado competimos formando un buen bloque.

P: ¿Cuál es el sistema y estilo de juego que más gusta en el cuerpo técnico?

R: Eso depende mucho del rival. Estamos moviéndonos en el 4-2-3-1 y el 4-4-2, siempre sabiendo que lo más importante es mantener la portería a cero y aprovechar las ocasiones que tengamos. La clave es, como he comentado antes, hacer transiciones rápidas.

P: ¿Cómo trabajáis ese análisis del rival?

R: Nosotros tenemos un equipo de scouting que forma parte del cuerpo técnico. La plataforma de Die Ligen es fundamental en este trabajo. Cada semana analizamos al rival viendo sus puntos débiles, intentando ver por donde atacarles, jugadores más importantes…

P: Por último, ¿cuál sería el gran deseo deportivo de Óscar Puig para el 2021?

R: Lo primero es la salvación. Luego ya lo que tenga que venir que sea un regalo para que los chicos disfruten. Y, sobre todo, seguir como estamos hasta ahora, compitiendo al máximo.

Foto: CD Ebro