A pesar de ser el equipo menos goleado de la liga nacional extremeña, a la Cruz Villanovense no se le olvida meter goles, prueba de ello es Óscar Muñoz. El extremo serón fue la pasada temporada el máximo goleador del equipo con catorce dianas sin ser un nueve puro. Además de su olfato goleador, Muñoz es otro de los integrantes de la “generación dorada serona” que desde benjamines ha maravillado a toda la región hasta alcanzar la División de Honor. Hoy hablamos con él.

Para empezar, háblanos de tus inicios.

Al igual que otros de mis compañeros empecé con tres años en la Cruz Villanovense. Al principio no me fue muy bien porque era muy pequeño, pero poco a poco y con la ayuda de mi padre, que por aquel momento era el vicepresidente del club, fui entrando en el equipo poco a poco y cogiendo confianza con los años. Para mí personalmente es un orgullo haber pasado por todas las categorías del club de tu pueblo, y de mi vida, hasta llegar a la División de Honor.

Oscar Muñoz durante un partido de liga con el siete a la espalda.

Eres el tercer entrevistado que pertenece a una magnífica generación dentro de la historia de la Cruz. ¿Qué supone esto para vosotros?

Es un reflejo de cómo trabaja el club. Desde pequeños siempre nos han inculcado los valores que están presentes en el club y en el pueblo en general. No contamos con el mismo presupuesto que otros equipos de la zona y tenemos que usar otro tipo de recursos si queremos hacer un buen papel. Desde siempre se apuesta por la gente de la zona y se intenta que haya buen ambiente. Nos tratan estupendamente y eso hace que no queramos irnos a ningún otro lado.

En Juvenil DH hemos hablado con Antonio Morales, que es central, y con Javier Tapia, que juega de mediocentro. Nos faltaba un hombre ofensivo. Cuéntanos cómo es Óscar Muñoz como futbolista.

Soy un jugador de banda, aunque en ocasiones he tenido que jugar detrás del punta. Creo que físicamente estoy muy bien, como todo el equipo en general. También creo que tengo buen golpeo de balón. Técnicamente y en velocidad creo que soy completo. Me gusta recibir el balón al espacio, pero tampoco me importa asociarme y combinar.

En cuanto a la posición, a mí personalmente me gusta más jugar de extremo, en la izquierda para trazar la diagonal, pero no tengo problemas en rotar la posición. Cuando el equipo no tiene balón, los extremos pasamos al medio, en una especie de 4-1-4-1, para ayudar en la recuperación. En ataque, la posición más fija es la del delantero, el resto tenemos bastante movilidad.

En cuanto al apartado goleador, he marcado catorce goles esta temporada, pero para mí lo realmente importante es el equipo. Si marco pero no ganamos no vale de nada el gol.

Cuéntanos como es la UD Cruz Villanovense como club

Siempre se ha apostado por la gente joven y de la casa en lugar de mirar a otros equipos. Jugamos la liga nacional hace dos años y quedamos sextos con seis jugadores de primer año y un cadete de segundo en el once titular. Eso nos hizo hacernos a la categoría para al siguiente año poder optar a ganar la liga. Es un reflejo de cómo trabaja el club, apuesta por la gente de la zona y no tienen problemas en subir a jugadores a categorías superiores a la suya, siempre pensando en el futuro. Si te acostumbras a jugar con gente más experimentada, cuando la edad se iguala cuentas con cierta ventaja.

¿Qué referencias tienes del resto de equipos extremeños en División de Honor?

La verdad es que tanto a CD Badajoz como a Extremadura UD los he seguido poco. Vi los partidos que disputaron en Valdebebas contra el filial del Real Madrid y poco más, aunque si los he seguido por la clasificación. Me enorgullece que se hayan podido salvar y que seamos otro equipo extremeño más en una liga tan prestigiosa como es la División de Honor. Creo que trabajando duro como veníamos haciendo tiempo atrás podemos acercarnos a su nivel.

¿Cuál es el secreto para que un club humilde como es la UD La Cruz Villanovense consiga tan buenos resultados en todas las categorías?

En nuestro caso en particular, creo que el míster ha sabido controlar la situación en todo momento. Intentaba siempre buscar cual era el mejor once para cada partido sin olvidarse de ningún compañero. Este año hemos tenido una plantilla amplia, todas las semanas se quedaban seis jugadores sin convocar. Teníamos entre dos y tres jugadores por puesto y eso crea una competencia bestial porque, además de ser amplia, la plantilla era de una inmensa calidad.

En lo que al club se refiere, creo que la diferencia reside en el trato que recibimos y en el compañerismo. Los jugadores hemos pasado de ser simples compañeros a ser amigos y creo que esto es muy importante en todas las categorías.

Hemos hablado anteriormente de tu cifra goleadora. ¿Ves posible acercarte a estos números el próximo año?

Intentaré marcar todos los goles que pueda, pero lo que más me importa realmente es ayudar al equipo, si no es con goles será con asistencias y si no simplemente con trabajo. No me quiero poner ninguna meta personal porque mi intención es ayudar al equipo lo máximo posible.

 La Cruz llevaba cuatro años sin jugar División de Honor. ¿Qué supone para el club volver a la máxima categoría de juveniles?

Es un salto de calidad tremendo. Para nosotros como jugadores es un orgullo poder llevar el nombre del club y del pueblo a lo más alto. Por encima de nosotros está la UD Cruz Villanovense “A”, que juega para ascender a Primera División Extremeña, y el CF Villanovense que va a jugar por ascender a Segunda B. Es un momento único para el club el poder ver a tres de tus equipos peleando por conseguir cosas bonitas.

¿Crees que tenéis cierta responsabilidad con la gente del club y del pueblo?

Un poco. Ya que lo hemos conseguido nuestra obligación es trabajar duro para continuar en la categoría lo máximo posible y que al igual que nosotros la puedan disfrutar las próximas generaciones que vengan

¿Qué esperas del equipo el año que viene, en un grupo tan duro como es el 5, y con más equipos que otros años?

Yo lo veo por la parte positiva. Con más equipos habrá más opciones de poder sacar puntos. Sí que es verdad que son más partidos y que va a ser más competitiva que otros años, pero tenemos mucha seguridad en nuestro fútbol. Trabajando bien y con compromiso creo que tenemos muchas opciones de salvarnos.

Si quieres aprovechar para mandar un mensaje a la gente del club y de Villanueva de la Serena este es el momento.

Lo único que puedo decir es gracias por todo, que nos sigan apoyando  y tratando como hasta ahora. En cuanto empiece la liga se lo compensaremos con trabajo, compromiso y si todo sale bien, con la permanencia.